España

Rocío Monasterio: "Madrid es el último dique para el ansia de poder de Sánchez"

La líder de Vox en la Asamblea de Madrid habla con 'Vozpópuli' sobre las últimas restricciones impuestas por el Gobierno a la Comunidad de Madrid

En plena guerra política entre Moncloa y Puerta del Sol a cuenta de la gestión de la pandemia, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, se ha atrevido a pedir por primera vez elecciones en la Comunidad de Madrid.

Lo hizo el pasado martes, cuando instó a la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, a romper con Ignacio Aguado. Se vende como una socia más "leal y fiable" que el de Ciudadanos. Llamar a las urnas, dice, es la forma de evitar "una moción de censura de la izquierda".

Tres días después recibe a 'Vozpópuli' en la calle Bambú, donde se ubica la sede de Vox y justo cuando se confirmaba que el Ejecutivo Pedro Sánchez impondría el estado de alarma en Madrid. Ayuso y Aguado anotaban el enésimo desencuentro.

"La gran irresponsabilidad de nuestros políticos es que no quieren gobernar. Vemos una vez más cómo fracasa el Estado de las autonomías y cómo un gobierno de coalición no entiende que tiene que tener una única línea", comenta. Y advierte de que la crisis que viene será más grave que la de 2008.

Usted se ha mostrado como una de las dirigentes más críticas con las restricciones impuestas por el Gobierno a la Comunidad de Madrid. ¿Cuál es su propuesta para frenar la segunda ola de contagios?

Nos hemos mostrado como los más firmes defensores de las libertades y los derechos de todos los madrileños y de todos los españoles. Creo que los gobiernos de las Comunidades Autónomas tienen que tener una estrategia. Tenemos que tener un plan a nivel nacional para hacer frente al virus chino porque va a estar con nosotros muchos meses. Tenemos que aprender a gobernar, a trabajar y a vivir con él.

Hay que aprender a frenarlo a tiempo, algo que nuestros gobernantes no han sabido hacer por segunda vez. Las armas contra este virus son la anticipación y el rastreo en farmacias, colegios, institutos, montar carpas... Si no sabemos hacer eso, vamos a encontrarnos muchas veces con situaciones de confinamiento que ahogan la economía. Una vez que se toma una estrategia determinada, hay que defenderla, comunicarla bien y no salirse del camino.

Pero a falta de vacuna y sin un sistema de rastreo potente, el Gobierno ha optado por decretar un estado de alarma en Madrid para recuperar las medidas tumbadas por el TSMJ antes del puente. ¿Qué hubieran hecho ustedes para frenar la posible estampida de residentes en Madrid?

El Gobierno de Sánchez está obsesionado con atacar Madrid. Le molestan las políticas basadas en la libertad que se han llevado a lo largo de estos años. Sánchez y sus socios comunistas quieren hacernos dependientes de sus medidas, eternamente subvencionados.

Ha decretado el estado de alarma para controlar Madrid, que es el último dique para su ansia de poder. Es el último feudo que le queda por conseguir porque es un mercenario del poder. No está buscando lo mejor para los españoles, está buscando lo mejor para sí mismo. Así ha ido llegando a distintas posiciones y así ha ido engañando a todos, incluidos sus votantes.

Al otro lado está Ayuso, que tiene que darse cuenta de eso. Tiene que ser frontal tomando medidas para evitar que Sánchez entre en Madrid y ha llegado tarde. La única manera de contrarrestar a Sánchez es gobernar con buena gestión y con claridad de ideas sin mirar a la izquierda y sin pedir perdón.

Ayuso y Almeida pidieron a los madrileños limitar los desplazamientos después del fallo del TSJM que tumbó las limitaciones impuestas por el Ejecutivo. Usted lo tachó de "derechita cobarde e incoherente". ¿Por qué?

Me pareció una contradicción. Si estamos diciendo que no se dan las condiciones científicas y los datos que nos lleven a defender la proporcionalidad de una medida como el confinamiento de la totalidad de Madrid, no podemos pedir a los madrileños que no salgan de Madrid. O una cosa o la otra. Hace falta coherencia y certidumbre.

Los madrileños estamos dispuestos a hacer sacrificios y a cambiar nuestra forma de vida. También a afrontar un tiempo complicado para hacer frente al virus, pero para eso tenemos que tener un equipo con una estrategia para salir de esta y que sepa comunicarla.

Pero no podemos tener un equipo sin conocer su estrategia y que defiende una cosa y la contraria porque entramos en un mundo de incertidumbre que frena todo y es lo peor para la economía. Ya tenemos suficiente con el virus, no queremos acabar en las colas del hambre.

Y en términos sanitarios, ¿está a favor de que las personas puedan desplazarse libremente entre una comunidad y otra este puente?

Yo no estoy en el Gobierno. Si estuviera en el Gobierno, hubiera tomado las medidas basadas en criterios científicos que me permitieran hacer frente al virus. Hay que dar órdenes y no sugerencias. Órdenes proporcionales y justificadas que garanticen los derechos y las libertades. Gobernar no es sugerir a los madrileños que no salgan. Yo nunca hubiera dicho a los madrileños que no salgan. O defiendo una medida o defiendo la otra: yo nunca me quedo en el término medio.

Vox ha anunciado manifestaciones este lunes. Teniendo en cuenta que faltan dos días y que hasta ahora no se lo han comunicado a las autoridades gubernativas. ¿Cómo lo van a hacer?

Por supuesto que lo vamos a hacer. Ya está bien del ataque de Sánchez a la libertad de todos los españoles.  Estamos cansados de su dictadura en la Comunidad de Madrid y claro que vamos a salir en las calles en coche para cumplir con todos los requerimientos sanitarios y no poner en riesgo a los madrileños. Basta ya de esta tomadura de pelo. Es una locura que los españoles no merecemos.

Bastante tienen con saber qué va a pasar con su empleo, cómo van a llegar a fin de mes, con saber qué va a pasar con el sector del turismo... Bastante tienen los españoles como para encima tener que aguantar a un gobernante como Sánchez. Es lo peor que nos ha pasado en los últimos años.

Durante el estallido de la pandemia, Vox cargó contra la manifestación del 8-M y contra la falta de información que les llevó, según justifican, a celebrar su acto en Vistalegre. Ahora que hay constancia de la pandemia. ¿Qué diferencia hay entre las convocatorias de entonces y las de ahora? ¿Serán todas en coche?

Será igual que la que hicimos en mayo, en coche, contra las prórrogas del estado de alarma. Somos coherentes. No nos llevamos la contraria a nosotros mismos. Esta manifestación será para defender la libertad de todos los madrileños y para defender unas medidas coherentes.

No queremos que nos sometan a una dictadura, que es lo que pretende Sánchez, tenernos a todos bajo sus medidas injustas: sin criterios científicos y ahogando a la economía.

Y ese mismo lunes van a compartir acto con el Rey y, si al final no se 'borran', con el vicepresidente Iglesias, el ministro Alberto Garzón... ¿Se hablan ustedes en un acto de este calado o se rehúyen?

Yo no suelo ir a los actos del Congreso. Pero no tengo mucho interés en tener relación con comunistas porque ya sé lo que son.

¿Qué opinión le merecen los últimos ataques a la Monarquía?

Ya sabemos en lo que está el gobierno de Sánchez: en socavar la base de nuestras instituciones y la democracia. En definitiva, en socavar todo aquello que permite el Estado de Derecho. El ataque a la Monarquía forma parte a su plan ideológico de terminar con la Transición, con aquel ejercicio de conciliación, de perdón y de dejar atrás una Guerra Civil que fue terrible para España.

Como Sánchez e Iglesias no tienen ningún proyecto para España, se tienen que dedicar continuamente a enfrentar a los españoles. Nosotros en Vox sí tenemos un proyecto para España, sí tenemos ilusión por llevar a España a un lugar mejor.

Sánchez no tiene un proyecto para que los españoles mejoren, lo que quiere es igualarnos a todos por abajo para tener más poder y controlar. Vox está en el camino contrario: cuanto más pequeño sea el estado, mejor. Los españoles pueden salir adelante, pero Sánchez debe quitar sus garras.

¿Cree que las últimas decisiones judiciales sobre las restricciones del Gobierno en Madrid, el recurso contra las caceroladas y los supuestos delitos imputados a Iglesias por el juez refuerzan la moción de censura de Vox?

Lo que refuerza la moción de censura es lo que están pensando muchísimos españoles que votan y que no votan a Vox y que están evidenciando que estamos ante un Gobierno negligente que nos ha llevado a los 53.000 muertos y que no tiene soluciones para los próximos meses.

Un Gobierno que está continuamente sacando cortinas de humo para entretenernos y que no veamos que no tiene un proyecto para el país. Y esa es la razón de la moción de censura, que queremos estar con los españoles. Otros que tendrían que estar en la oposición no se atreven.

¿En esos "otros" incluyen también a Ciudadanos o les han descartado? ¿Qué cree que terminará votando el PP?

Ciudadanos nunca ha tenido principios salvo en Cataluña. Allí defendieron los principios constitucionales, pero luego abandonaron en el momento más crítico. Un día pueden defender una cosa y al día siguiente la contraria, por eso les llamamos la veleta naranja. 

Pensábamos que el PP quería estar en la oposición a Sánchez. Pero de repente se han acobardado y han optado por la posición de languidecer al lado de Sánchez y convertirse en su cómplice quizás. Esperemos que rectifique y entienda su papel de oposición. Los votantes del PP no entenderían, y especialmente, después de lo que estamos viendo este fin de semana, que el PP no estuviera haciendo la oposición a Sánchez. ¿Qué miedo tienen a dar la batalla?

Rocío Monasterio en una entrevista con 'Vozpópuli'.
Rocío Monasterio en una entrevista con 'Vozpópuli'. Clara Rodríguez

Por primera vez ha reclamado elecciones anticipadas horas después de quePablo Casado las descartara definitivamente. ¿Por qué?

Para los meses que vienen hacen falta gobiernos con determinación, claridad de ideas y que sepan ejecutarlas rápidamente. Un gobierno sin entendimiento entre los socios genera parálisis. Lo hemos visto este año. Hasta hace pocos días no se había aprobado ni una sola ley en la Comunidad de Madrid. No parece que Díaz Ayuso pueda ofrecernos un gobierno con capacidad de dar seguridad teniendo de socio al señor Aguado.

Invito a Aguado a alinearse con el Gobierno al que pertenece y a estar al servicio de los madrileños. Espero que se coloque en una posición de respaldar a la presidenta, se pongan a gobernar y evitemos elecciones en Madrid. Pero si no es capaz de hacerlo, la solución es convocar elecciones claro que sí.

¿Cree que ahora que Alberto Reyero no es consejero pero no ha renunciado a su escaño hay más riesgo de 'Reyerazo' y de moción de censura?

Celebro su salida. La llevaba pidiendo desde marzo, desde que empecé a ver el desastre de las residencias y cómo él reconoció que no fue capaz de dar la voz de alarma y de denunciar que nuestros mayores no estaban siendo atendidos.

Un consejero que no es capaz de dar la voz de alarma y de que se tomen medidas en el Gobierno para evitar un 'geriatricidio', es un consejero que tiene que dimitir. Celebro que haya dimitido porque no es algo común en los políticos españoles y espero que no sea con una segunda intención para aliarse con la izquierda y organizar una moción de censura. Pero tengo claro que en los Plenos de la Comunidad de Madrid al señor Reyero la izquierda le quiere mucho.

¿En qué cambiaría un Gobierno en Madrid después de unas elecciones con Vox como segunda fuerza?

Cambiaría en que la señora Ayuso podría tener un socio leal y que dice las cosas con claridad cuando crea que se equivoca, pero sin decirlo fuera. Un socio que no se dedica a campañas de imagen, un socio al que le gusta gestionar y rodearse de equipos técnicos solventes. Pero sobre todo un socio que en los momentos difíciles no falla porque no fallamos a los madrileños.

¿Sigue manteniendo su exigencia de reducción de consejerías "chiringuitos" como una de sus líneas rojas para apoyar unos nuevos presupuestos?

Nuestra línea roja es que en estos momentos en los que hay muchísimas familias pasándolo mal, mucha gente se va a quedar sin trabajo y un tercio de las pymes van a quebrar yo no me perdonaría que los madrileños vieran que estamos dedicando el dinero de sus bolsillos y de su esfuerzo a temas que no son prioritarios. A temas que no fueran la sanidad, la educación, la emergencia social y la dependencia.

Hay miles de chiringuitos en la Comunidad de Madrid, miles de partidas que no son prioritarias ahora mismo. Tenemos que entender que hay miles de madrileños que lo están pasando muy mal y para poner el dinero en lo que no es prioritario, lo que tenemos que hacer es devolverlo a las huchas de las familias y empresas través de una bajada de impuestos. Hay que reducir el coste de un Estado que ahora mismo no nos podemos permitir.

¿Qué diferencia hay entre los "chiringuitos" de este Gobierno, y los dos de Aguirre en los que estuvo trabajando el líder de Vox, Santiago Abascal?

Creo que muchos de los chiringuitos que hay hoy se arrastran cuando un partido pasa mucho tiempo en el Gobierno. No solo en el PP, también en el PSOE. Por desgracia, los partidos han visto las instituciones como un lugar donde colocar a las personas que trabajan en el partido. Les premian por trabajar ahí en lugar de buscar a los mejores para cubrir los puestos. Y a veces no tienen capacidad ni formación.

El señor Abascal cerró la Agencia de Protección de Datos, que era donde trabajaba, porque se dio cuenta que era innecesario. Eso es lo que hay que hacer: cerrar todo aquello que no sea fundamental para los madrileños. Los partidos no pueden crear estructuras para colocar a los suyos. Si hubiéramos colocado a los mejores, seguramente habríamos podido enfrentarnos a esta crisis con mucha más solvencia.

Vox también ha metido a varias organizaciones en el 'saco' de los chiringuitos. Desde la Federación Española de Municipios y Provincias hasta las asociaciones vecinales de Madrid pasando por las feministas. ¿Cuáles urge más cerrar según usted?

Me urge dedicar los recursos a la sanidad, que no haya un español que tenga un revés y se quede sin la red que le permita salir adelante. porque los españoles han pagado impuestos muchos años. Ahora cuando viene esta crisis no hay recursos para hacer PCR, para transportar enfermos, para respiradores, para mejorar las residencias. Vamos a decir a los madrileños que después de lo que han pagado no hay recursos.

Muchas asociaciones feministas defienden la derogación de la ley del Aborto de 2015 anunciada esta semana por Montero. ¿Qué opina de los planes del Gobierno en esta materia?

La señora Montero lanza una cortina de humo para que no veamos lo que está pasando con el 'Caso Dina' y la negligencia de este desastre de Gobierno. Es muy triste ver cómo ella hablaba de la vida que llevaba en su vientre cuando iban a nacer sus niños y ahora cuando habla del aborto se olvida que lo que llevamos las mujeres en el vientre siempre es un niño.

Cuando uno va al registro y ve a lo que dedican el dinero estas asociaciones, ve que alimentan a más gente afiliada a partidos. Es una manera más de extender redes clientelares. Las asociaciones fortalecen la sociedad civil, pero han de vivir de las cuotas de los afiliados. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba