El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, presentará antes de que finalice el año 2020 un anteproyecto de ley para modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal con la intención de atribuir la dirección de la investigación judicial al Ministerio Fiscal.

Así lo ha anunciado este lunes en la Comisión Justicia celebrada en el Congreso de los Diputados, en la que ha abogado por actualizar el "decimonónico" sistema de enjuiciamiento criminal: "Tenemos que trabajar para una regulación moderna y justa", ha concluido.

Campo ha hecho este anuncio después de que el Gobierno anunciara que Dolores Delgado sería la nueva fiscal general del Estado, y que esta decisión provocara una fuerte división en el seno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), ya que solo 10 de los 21 vocales aceptaron sin ningún tipo de crítica la designación de la exministra.

"Golpe de muerte"

Precisamente, fuentes judiciales consultadas por Vozpópuli aseguraron que el nombramiento de Delgado, que pasará directamente del Ministerio de Justicia a la Fiscalía, suponía un "golpe de muerte" para la idea de que sean los fiscales los que instruyan las causas, y no los jueces y magistrados.

En el mismo sentido, los vocales del Poder Judicial que firmaron el voto particular contrario a la candidatura de Delgado consideraron que la su vinculación con el Poder Ejecutivo no contribuía "a la percepción de la independencia de la institución".