El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha advertido que la prueba de Selectividad será telemática "si no hay otra manera". Así lo ha indicado el titular en su primera rueda de prensa en La Moncloa desde que comenzó el estado de alarma por el coronavirus.

"No sé si las universidades podrán hacer una prueba telemática, pero lo tendrán que hacer si no hay otra manera", ha dicho el ministro, preguntado por los periodistas sobre la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU).

Desde el comienzo de su comparecencia, Castells ha insistido en la idea de que "ningún alumno puede perder el curso" como consecuencia de la pandemia, y por ello ha pedido a las universidades españolas "flexibilidad" y que consulten con los estudiantes el método de evaluación que prefieren.

"Hay que seguir con la calidad de nuestro sistema universitario", ha aseverado Manuel Castells, que ha dicho desconocer si el próximo curso podrá ser presencial. "Lo que es seguro es el distanciamiento social", advierte el ministro Manuel Castells, preguntado por las directrices que previsiblemente marcarán el próximo curso: "Habrá que adaptar las aulas".

Por ello, propone dar clases en aulas grandes o bien en grupos reducidos de forma rotatoria, incluyendo "desinfección individual y colectiva": "Me da la impresión de que eso va a estar con nosotros durante mucho tiempo".

Limitar el precio de las matrículas

El ministro de Universidades ha avanzado que el Gobierno pretende fijar "un precio máximo" en las matrículas para eliminar "el sistema de horquillas" que existe actualmente, el cual califica de "injusto".

"Mi criterio es que las tasas hay que bajarlas al nivel que tenían en el curso 2011/2012", señala el ministro de Universidades: "Por muy buena voluntad que tengan todos, incluida la ministra de Hacienda, que estaría encantada de bajar las tasas, esto depende de que haya unos presupuestos".