El Ministerio de Interior, dirigido por Fernando Grande-Marlaska, ha reactivado las deportaciones por el aumento de los desembarcos de pateras en Canarias, según adelanta 'El País'.

Según apunta el diario, la cartera de Interior ha tomado esta decisión puesto que los recursos de acogida son insuficientes y las más de 3.000 llegadas en el pasado 2019, que contrastan con las 400 de 2017, confirman que la situación se agravará.

El doble de vuelos que en 2018

Como respuesta a la llegada de inmigrantes, Interior ha comenzado a impulsar las deportaciones y, en los últimos ocho meses han partido siete vuelos de repatriación a Mauritania, casi el doble que en 2018, en los que viajaban 115 subsaharianos.