Labores de desinfección, de apoyo sanitario, de rastreo frente a los nuevos brotes... pero no de patrulla y vigilancia. El Ministerio de Defensa descarta un despliegue de las Fuerzas Armadas en Madrid para hacer cumplir las restricciones de movilidad impuestas por Sanidad en buena parte de la Comunidad. Esa función recaerá exclusivamente en la Policía Nacional, las diferentes policías municipales implicadas y la Guardia Civil.

Margarita Robles considera que esta competencia no debe recaer en los militares. Así lo ha expresado la ministra de Defensa en un acto celebrado en el Mando de Operaciones, desde donde se centraliza el despliegue contra el coronavirus y que desde hace unos días cuenta con un nuevo jefe, el teniente general Francisco Braco, en relevo natural -por edad- del general López del Pozo.

De este modo, Robles zanja la posibilidad que se venía mascullando en las últimas fechas sobre una posible participación militar en labores de restricción. Recordemos que el Ministerio de Sanidad ha publicado este jueves la orden en el Boletín Oficial del Estado que limita los movimientos en aquellos municipios cuyos parámetros sanitarios desborden los límites marcados. Una orden que, por el momento, sólo atañe a localidades de la Comunidad de Madrid.

Las labores militares

Así pues, el cumplimiento de las restricciones de movilidad recaerá únicamente en los diferentes cuerpos policiales -tanto Nacional como los municipales- y en la Guardia Civil. La Delegación del Gobierno, con José Manuel Franco, tendrá que diseñar el dispositivo en coordinación con el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Las labores que sí contempla el Ministerio de Defensa pasan por la desinfección de espacios públicos y la colaboración de los rastreadores militares; ambas funciones ya se han tramitado y se desempeñan bajo petición expresa de la Comunidad de Madrid. También se contempla el despliegue de instalaciones provisionales en apoyo a centros sanitarios o para la realización de pruebas PCR entre la población.