La incidencia acumulada de casos covid sitúa a España ya en riesgo extremo: 252 casos por 100.000 habitantes. Aunque los contagios se están produciendo sobre todo en jóvenes, la incidencia es también alta (más de 150) en el grupo etareo de 40-49. La variante Delta, más contagiosa que la variante Alfa, parece estar protagonizando esta quinta ola, pero los especialistas en Salud Pública hablan de una causa mayor que la llegada de esta nueva variante.

Se trata del fin de los toques de queda cuando se acabó el estado de alarma, algo que consideran que ha tenido mucho más efecto en el empeoramiento de la pandemia que la no obligatoriedad en el uso de la mascarilla en exteriores. Los expertos consultados por Vozpópuli señalan que este elemento era clave para limitar la interacción social. Precisamente, la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha reiterado en varias ocasiones a lo largo de la semana la necesidad de volver a impulsar dicha medida.

Sin embargo, como adelantó este diario, el Ministerio de Sanidad no ha propuesto ninguna medida coordinada con las comunidades autónomas para hacer frente a la situación. Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva (Sempsph), lamenta que "seguimos sin aprender. Repetimos continuamente los mismos errores. El no se podía saber ya no sirve. Esta ola ha sido la crónica de una muerte anunciada".

Ortí augura que las restricciones no van a llegar debido a la presión de la hostelería. Eso sí, advierte de que "veremos gente joven en la UCI". También recuerda que "hay gente no vacunada con dos dosis o gente mayor con patologías de riesgo que pueden sufrir mucho esta nueva ola".

Consecuencias de la quinta ola de covid

Otra causa de esta ola es la saturación que habrán en Atención Primaria. A sus labores de vacunación y asistencia, hay que unir ahora la de diagnóstico y seguimiento de casos de coronavirus en jóvenes. Todo ello teniendo en cuenta que muchos cogen vacaciones en estas fechas. "Tenemos profesionales muy cansados, que quieren hacer Medicina de Familia y están, una vez más, saturados porque nuestros políticos no han tomado medidas, es muy triste", añade Ortí..

Además de la Atención Primaria, los Servicio de Salud Pública "tampoco están preparados. La gente se va de vacaciones. Los seguimientos de contactos se van a hacer mal. El 40-50 por ciento de casos son de origen desconocido en España".

A pesar de que la repercusión asistencia de la covid es muy inferior en jóvenes, aboga por mantener los indicadores asistenciales actuales, y que el riesgo extremo siga con incidencias de más de 150 casos por 100.000 habitantes.

José Martínez Olmos, profesor de la Escuela de Salud Pública de Andalucía, avanza que el impacto hospitalario se verá en algunos días. "Acaba el curso y empiezan los viajes, las bodas, las celebraciones… Veremos el efecto a partir de ahora. Yo creo que sería necesario dar la información de los ingresos hospitalarios y los fallecimientos por grupos de edad. Así sabremos si está teniendo impacto en salud en términos de mayor de gravedad". En cuanto a la incidencia, el epidemiólogo Adrián Hugo Aguinagalde, miembro de la Sempsph, defiende que aumentará como mínimo dos semanas.

Olmos también cree, al igual que Ortí, que "la desescalada debería haberse empezado más tarde". También advierte que la Eurocopa ha tenido influencia en el aumento de contagios.

Recetas frente a la quinta ola

Olmos propone cuatro medidas para poner freno a la quinta ola de coronavirus. La primera consiste en la supresión del ocio nocturno, medida que ya han tomado comunidades como Cataluña. También considera necesario limitar aforos de interiores, vigilar la celebración de botellones y promover acciones pedagógicas de cara a la concienciación de la población.

Aguinagalde, por su parte, señala que las "medidas para el ocio nocturno", aunque necesarias, "no serían suficientes". Aboga a su vez, de la misma forma que Castilla y León, por una restricción a la movilidad nocturna. La ampliación de la vacunación a grupos de jóvenes, no llegaría a tiempo de ser efectiva.

En la línea pedagógica marcada por Olmos, está a favor de fomentar el ocio responsable al aire libre y también receta reforzar los mecanismos de rastreo de Salud Pública y Atención Primaria.