El Ministerio del Interior tiene una copia del polémico informe remitido por la Comandancia de la Guardia Civil a la juez de Instrucción número 51 de Madrid que investiga al delegado del Gobierno en la capital por autorizar la manifestación del 8-M en plena expansión del coronavirus, según informan a Vozpópuli varias fuentes policiales.

Estas mismas fuentes precisan que la copia del documento ha llegado al Departamento que dirige el ministro Fernando Grande-Marlaska a lo largo de este lunes y que han leído las conclusiones de los investigadores. Fuentes conocedoras del contenido de ese documento aseguran que contiene elemento incriminatorios contra más autoridades además del delegado del Gobierno que ya ha sido citado a declarar el próximo mes en el Juyzgado por un presunto delito de prevaricación.

Precisamente, la negativa del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos ha sido cesado por negarse a dar detalles de las pesquisas que control judicial levaba a cabo una de sus unidades en esta materia, según todas fuentes consultadas. El Ministerio del Interior se ha limitado a asegurar que la destitución se debe a pérdida de confianza.  

La magistrada -que estaba este lunes en funciones de guardia- ha emitido la providencia en la que citaba al delegado del Gobierno horas después de que todos los medios se hicieran eco del cese de Pérez de los Cobos. En el documento incluía la siguiente advertencia a los agentes investigadores tras constatar “que el resultado de algunas de las diligencias de investigación están difundiéndose en los medios de comunicación”.

“Deberán guardar rigurosa reserva sobre las concretas investigaciones que les hubieren sido encomendadas, así como de todas las informaciones que obtengan, de modo que sólo se informará a esta Magistrada-Juez”, zanja. 

A finales de marzo, la juez que investiga las posibles responsabilidades en la organización de la manifestación de Madrid encargó una serie de diligencias a la Guardia Civil. Entre otras cosas, pedía que un atestado sobre el "curso dado" al informe del Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades para conocer qué órgano oficial español recibió dicho documento, qué difusión se hizo del mismo entre las autoridades y, concretamente, si se remitió a la Delegación del Gobierno en Madrid. 

Ese informe, elaborado seis días antes de la manifestación del 8-M ya desaconsejaba las manifestaciones por el riesgo de propagación del virus. El director del centro de Alertas Sanitarias, Fernando Simón, es uno de los representantes de España en ese organismo europeo. La semana pasada, El Confidencial informó de que la Guardia Civil investigaba a Simón. Fuentes consultadas por este diario aseguran que eso generó mucha inquietud en el Ministerio.