Interior

Marlaska no halla pruebas de la filtración del 8-M por la que cesó a Pérez de los Cobos

La investigación interna para saber quién desveló a la prensa datos del informe que salpicaba a Fernando Simón y al ministro Illa no arroja evidencias concluyentes medio año después de la crisis

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Europa Press

El Ministerio del Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska no tiene pruebas suficientes para atribuir a alguien la presunta filtración a la prensa del informe de la Guardia Civil sobre la manifestación del 8-M que ponía en entredicho al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. La publicación de estas conclusiones policiales en un medio de comunicación fue la forma que tuvo el ministro de justificar el cese repentino del coronel Diego Pérez de los Cobos al frente de la Comandancia de Madrid del Instituto Armado.

En consecuencia, desde Interior se ordenó la apertura de una investigación interna en la Guardia Civil de Madrid. Ese fue el primer encargo que heredó el sustituto del coronel Pérez de los Cobos, David Blanes. Según fuentes conocedoras de las pesquisas, medio año después no se ha hallado ninguna prueba concluyente que evidencie las sospechas del Ministerio. Estos hechos provocaron la mayor crisis interna que ha afrontado Grande Marlaska desde su llegada al Ministerio en 2018. 

La oposición acusó al ministro de haber destituido al mando por investigar sin informarle a Simón y a Illa en la causa dirigida contra el Delegado del Gobierno de Madrid, José Manuel Franco, por no haber impedido la manifestación feminista en el inicio de los contagios de la pandemia. En su descargo, el mando cesado siempre alegó que la Ley y las órdenes de la juez le impiden informar a sus superiores de las averiguaciones que realizan sus subordinados bajo control judicial.

La filtración

La cronología de aquellos días arranca con la publicación en El Confidencial de una información que citaba fuentes próximas al caso bajo el titular “La Guardia Civil apunta a Fernando Simón en la investigación penal por el 8-M”. Era el viernes 5 de mayo. Los días posteriores fueron profusos en llamadas en el Ministerio del Interior y la Guardia Civil. Según el recurso que presentó Pérez de los Cobos contra su cese que adelantó Vozpópuli, la directora general de la Guardia Civil le comunicó el domingo por la noche que en Interior habían decidido su cese por no informar de la investigación.  

En un primer momento, Grande Marlaska había obviado las razones del cese enmarcando la decisión en una mera remodelación en la Guardia Civil. Entre tanto, la situación generó malestar en el Cuerpo y provocó el rechazo de algunos de los altos mandos, incluso la dimisión del director adjunto operativo, Laurentino Ceña que adelantó este periódico

Pérez de los Cobos fue cesado de su puesto al frente de la Comandancia de Madrid y pasó a ocupar un puesto en la Intervención Central de Armas y Explosivos

En ese marco, El Confidencial hizo pública la nota interna oficial del Ministerio en la que se recogía que la verdadera razón de la destitución era que Pérez de los Cobos no había informado del desarrollo de la investigación sobre el 8-M. Entonces desde el Ministerio se explicó que el cese de debía a una pérdida de confianza. Se alegaba que el coronel les había mentido al ocultar deliberadamente la existencia del informe que salpicaba a Fernando Simón y al ministro Illa mientras se filtraba a la prensa.   

Así lo indicó el propio ministro en respuestas a la oposición en la sesión de control al Gobierno: “¿Usted sabe que una filtración es una revelación de secretos? Nadie ha hecho ningún tipo de injerencia. Lo único que hemos hecho es una nueva conformación de los equipos. Cuando perdemos la confianza justificamos la razón (...). El jueves anterior se filtró ese informe nada más ser entregado y la gente que trabaja con este ministro requirieron que se le informara qué pasaba”.

Pérez de los Cobos fue cesado de su puesto al frente de la Comandancia de Madrid y pasó a ocupar un puesto en la Intervención Central de Armas y Explosivos. Recurrió su cese ante la Audiencia Nacional, que todavía no ha tomado una decisión, ni siquiera a la petición de que se le devolviese al puesto como medida cautelar.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba