David Marjaliza, conocido como el principal arrepentido del caso Púnica, va a acudir este lunes a la Audiencia Nacional para hacer entrega de la contabilidad manuscrita de sus empresas en la que se reflejan presuntos pagos a cargos públicos del PSOE, del PP y de Izquierda Unida.

Fuentes jurídicas han precisado a Vozpópuli que los documentos que se aportarán a la causa respaldan la declaración que el investigado hizo en el Congreso de los Diputados en 2018, en la que admitió que había abonado importantes cantidades para gastos de campañas electorales de los tres partidos a cambio de adjudicaciones públicas.

Se trata en concreto de los libros contables de varias compañías de la trama 'Púnica', consideradas las cajas B de las empresas de Marjaliza, que no fueron incluidos en la serie que quemó el propio arrepentido. Los documentos reflejan las presuntas mordidas que se realizaron en los años 2000, 2001 y 2002. "Esto ratifica todas las declaraciones que David Marjaliza ha venido realizando desde hace cinco años", apuntan fuentes jurídicas a Vozpópuli, que especificas que se trata de "libros manuscritos y firmados por todos los socios de las empresas". 

Confirman la declaración de Marjaliza

El año pasado, en el marco de las pesquisas que se siguen en el Juzgado Central de Instrucción número 6, el juez Manuel García Castellón confirmó el contenido de la declaración de Marjaliza. El arrepentido confesó que todos los partidos con representación en la Comunidad de Madrid -en referencia a PSOE, Izquierda Unida y el PP- habrían participado en el cobro de comisiones a cambio de vivienda protegida.

Según consta en la documentación, adelantada por El Mundo, los apuntes contables de la sociedad Agrupación y Gestión de Patrimonios Inmobiliarios reflejan que el 27 de septiembre se realizó un pago de 240.404 euros a “PP1”, en referencia a “Pinto Principal 1”, el partido que tenía la mayoría en la localidad madrileña (PSOE). Los libros aportados a la causa recogen casi un millón de euros en mordidas a los socialistas. 

La entrega de este lunes forma parte de la estrategia de Marjaliza de cooperación con los investigadores. "He decidido colaborar con la Justicia y, desde que tomé la decisión, voy a llegar hasta el final, más allá de que me peguen un tiro", aseguró en el Congreso de los Diputados. Los manuscritos llegan a la Audiencia Nacional en la fase final de la investigación. Recientemente, el juez reactivó el procedimiento en el que se investiga la presunta caja b del PP de Madrid y fijó el 27 de agosto como fecha límite de la instrucción.