María San Gil, junto al filósofo Fernando Savater o la eurodiputada Rosa Díaz, es una de las impulsoras de ‘Unión 78’, la plataforma que ha convocado la manifestación del próximo domingo 13 de junio en Colón para protestar contra los indultos a los presos del procès

La exdirigente del PP vasco espera que esta cita sea “masiva” y sume a votantes de todas las ideologías y partidos, incluyendo a votantes socialistas desencantados. Sobre si la localización escogida fue o no acertada, teniendo en cuenta la bala que gasta la izquierda para recordar la famosa “foto de Colón”, San Gil no tiene dudas: “Es el sitio más apropiado”. Para ella, aquella instantánea que unió a PP, Cs y Vox “fue fantástica”. 

Pregunta. ¿Qué participación esperan?

Respuesta. Esperamos que sea una participación masiva pero no sé cómo responderá la ciudadanía. Por la respuesta que hemos tenido y los correos que nos han mandado sí que esperamos que haya mucha gente. Aprovecho para animar a los madrileños, que son los que están más cerca, a que se animen y vayan a la plaza de Colón para decir al Gobierno de Sánchez que no estamos de acuerdo con que se otorguen este tipo de indultos, que son absolutamente ilegales. A la ciudadanía no se nos puede engañar. Quien la hace la tiene que pagar y no se entienden los indultos porque los condenados no están arrepentidos, al revés, han dicho que van a repetir. Por eso animo a que vengan a Colón, manteniendo medidas de seguridad, donde podamos manifestar nuestro descontento. 

P. Ha habido debate sobre la localización de esta protesta. ¿En algún momento alguien advirtió de lo controvertido que podría ser? ¿Que la localización podría tapar el objetivo de la manifestación? 

R. Creo que no es así. Formo parte de las personas que han organizado esta concentración y le garantizo que desde el minuto cero tuvimos bastante claro que la plaza de Colón es el centro neurálgico de Madrid, el sitio más apropiado. Y no tenemos ningún tipo de complejo en volver a reunirnos allí. No la tenemos estigmatizada, son otros los que quieren poner el acento en lo que representa o deja de representar. A mí me parece que la foto de Colón que se hizo en su día es fantástica. Aunque este domingo no creo que haya posibilidad de que estemos todos en el escenario, el que vaya a estar allí será bienvenido. 

No tenemos complejo en volver a reunirnos en Colón, no la tenemos estigmatizada

P. ¿Le preocupa que la pelea entre Vox y PP, uno por hacerse la foto y otro por rehuirla, pueda acabar protagonizando el acto y diluyendo el objetivo? 

R. Me preocupa porque creo que el foco no es ese. Estoy encantada de que vengan Pablo Casado, Santiago Abascal y todos los ciudadanos que no están de acuerdo con conceder un indulto que va en contra de lo que ha dicho el Tribunal Supremo y la Fiscalía. Todos los que están en respetar la ley y en defender que todos somos iguales ante la ley. El foco no es quién viene o quién deja de venir, sino que los ciudadanos nos manifestemos de una forma civilizada contra el gobierno de Pedro Sánchez y sus socios independentistas, filoetarras y comunistas que quieren romper España y dinamitar el Estado de Derecho.

P. Con los contactos que tiene usted en todos los partidos, ¿ha habido personas de la izquierda que le hayan confesado que quieren ir?

R. No he tenido confesiones explícitas de nadie de la izquierda que quiera ir pero estoy convencida de que hay muchos ciudadanos que han votado al PSOE por entender que era la mejor opción y que en este momento se sienten absolutamente defraudados por la actitud del presidente del Gobierno. Un Presidente que está pagando a sus socios el hecho de que le mantengan en la Moncloa. Estoy segura de que muchos que han votado al PSOE hoy están enormemente decepcionados y van a ir a la plaza de Colón, porque por encima de todo son ciudadanos, no sectarios de un partido.

P. ¿Cómo medirán el éxito de la convocatoria? 

R. Ya lo es. Es un éxito que nos juntamos un grupo de ciudadanos distintos, con ideologías diversas que anteponen lo que nos une, que es lo importante, por encima de las siglas en las que hemos podido militar. 

P. Hemos escuchado a ex líderes del PSOE como Guerra o González rechazar esta medida de gracia, pero se lo concedieron en su momento al exgeneral Armada, condenado por el 23-F. En su caso, sí mostró arrepentimiento… No sé si esto sería una condición para los presos del procès. Si mostrasen ese arrepentimiento, ¿estaría a favor del indulto? 

R. Creo que tendría que haber arrepentimiento y no voluntad de reincidir. Ya han dicho claramente que van a seguir haciendo lo mismo y que en cuanto puedan repetirán. Para que te den un indulto por lo menos tienes que mostrar un arrepentimiento sincero y aquí no ha habido ni un ápice. Me parece que no es un indulto merecido, que es un pago político a los socios de gobierno. Tenemos que ser conscientes de que no solo serán los indultos. Después, entraremos en un proceso de autodeterminación: habrá una mesa de diálogo en la que, de tú a tú, se tratarán gobierno central y autonómico, y el camino a seguir es el de la autodeterminación, que es el que llevan mucho tiempo reivindicando los nacionalistas vascos y catalanes.

Para que te den un indulto por lo menos tienes que mostrar arrepentimiento sincero

P. Si finalmente se conceden, ¿qué aventura? ¿Nuevas movilizaciones?  

R. No solo serán los indultos. Vamos a tener muchos más motivos para seguir saliendo a la calle. La sociedad civil tendremos que manifestar nuestro descontento: cada cuatro años votamos a gobiernos que son democráticos, pero eso no quiere decir que estemos de acuerdo con las medidas que se toman. Y dentro de mucho tiempo la historia no dará crédito a los socios de este gobierno del “Frente Popular”, con comunistas, independentistas y bilduetarras. Estoy convencida de que se darán los indultos y de que es un paso más hacia de la autodeterminación y la cesión a los nacionalistas para que le sigan manteniendo en La Moncloa.