El fichaje de Toni Cantó por el PP está siendo muy accidentado. No solo por las dudas -aclaradas desde los populares sobre la capacidad de ser elegido al haberse censado recientemente en la Comunidad- sino, sobre todo, por la manera en que Génova confirmó el fichaje. La presidenta de la Comunidad frenó las prisas de la dirección popular y advierte que "aún se está negociando" en qué lugar acudirá.

Isabel Díaz Ayuso quiere preservar a su equipo y, por ello, aún está negociando la participación del exportavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Toni Cantó, en su candidatura al 4-M. "Yo soy amiga de ser muy discreta -ha manifestado la presidenta a TVE, en un claro mensaje a quienes filtraron desde Génova la incorporación de Cantó- y también, desde luego, de respaldar a todas las personas que han gestionado bien y que han estado conmigo acompañándome en el grupo parlamentario".

A la presidenta no le sentó nada bien, según ha confirmado Vozpópuli en fuentes del Gobierno madrileño, que se filtara que Cantó iba a ir en la lista en "un puesto importante". "Se llegó a filtrar que iría de número tres -manifiesta un consejero de la presidenta- cuando todos sabemos que ese puesto está reservado". Efectivamente, horas antes, la presidenta había anunciado que quería llevar "del 2 al 8" a sus siete consejeros.

Diez puestos asignados

Además, Ayuso también anunció que su director de campaña, Alfonso Serrano, y la secretaria general del PP de Madrid, Ana Camins, irían tras ella. De este modo, la lista, para el 4-M tenía 'comprometidos' por Ayuso los diez primeros puestos.

La filtración de la negociación -algunas fuentes aseguran que Cantó fue visto llegando o saliendo de Sol- desencadenó los nervios en la sede de la Comunidad. Primero, el silencio; luego, la negativa de que Ayuso hubiera mantenido reunión alguna con Cantó "ni en Sol ni en ningún lado". Y mientras la confusión aumentaba, Génova decidió anunciar el fichaje.

"Toni Cantó formará parte de la candidatura de Isabel Díaz Ayuso como independente. El PP abrió las puertas a simpatizantes, afiliados y cargos de Ciudadanos. Entre socialismo y libertad, Cantó apuesta por la libertad y hace más grande nuestra formación política", fue le mensaje de Génova mientras Sol guardaba aún silencio. Poco antes, el propio Cantó había confirmado en Twitter su reunión "con el equipo" de Ayuso, sin hablar de puesto en la lista.

Desde entonces, Cantó ha encadenado una tras otra las entrevistas en radio y televisión, sin aclaran de dónde llegó la oferta y asegurando que alternó las conversaciones con Casado y con Ayuso, y que ambos le ofrecieron ir en las listas "pero aún no se ha concretado" en qué puesto. Hasta el alcalde y portavoz del PP nacional, José Luis Martínez Almeida, ha tenido que mediar: aunque "ignora" si la decisión es de Ayuso o "viene de arriba".

Aún no se sabe en qué puesto irá Toni Cantó. Lo único cierto es que su llegada -o mejor, la manera en que se ha producido- ha causado un roce entre Sol y Génova. Ayuso no ha comentado absolutamente nada en redes sobre el fichaje: solo retuiteó el mensaje de Cantó en el que confirmaba la versión de Sol de que se estaba estudiando todo. La negociación aún no ha concluido. "La presidenta quiere blindar a su gente", insisten en su entorno, "y que no le marquen los tiempos".