Madrid

Los sindicatos de la Policía Municipal acusan a Carmena de querer recortar derechos “de manera arrogante”

Piden a los responsables de seguridad una reunión para intentar desbloquear la situación "antes de entrar en un ciclo definitivo de conflicto laboral".

Un agente de la Policía Municipal de Madrid.
Un agente de la Policía Municipal de Madrid. VP

Los sindicatos de la Policía Municipal de Madrid, UGT, CSIT, UGT y CCOO, han acusado al Ayuntamiento de Manuela Carmena, de querer recortar derechos sociales “de manera arrogante”. Han solicitado una reunión urgente con el coordinador y el concejal delegado de Policía para intentar desbloquear la situación “antes de entrar en un ciclo definitivo de conflicto laboral”.

El último problema que está enfrentando a los responsables sindicales con la Corporación es la distribución de vacaciones. Los sindicatos han solicitado la inmediata retirada de la instrucción que han dictado los mandos “por vulneración de derechos recogidos en el acuerdo convenio vigente”.

Los representantes de los trabajadores afirman que se han impuesto porcentajes por encima de las necesidades de servicio, y se restringe el número de periodos en los que se pueden solicitar los días. Todo ello se hace “de manera arrogante y se niega el derecho a coger individualmente los días de vacaciones por antigüedad”.

Fuentes conocedoras de las negociaciones señalan que “el reglamento otorga la concesión de las vacaciones por orden de antigüedad y la instrucción se lo salta y establece una fórmula sui generis”. “Por otra parte –añaden- de otro lado estarían los porcentajes que se pueden tomar en cada periodo que en algunos casos en vez de subirlos, como se habían pedido, los han bajado”.

Imposibilidad de renovar

Personas independientes culpan de la situación, además de a los fallos de la Corporación, “a la legislación que impedía la reposición de funcionarios durante la crisis y a la ausencia de nuevas promociones que posibiliten la renovación”.

Los sindicatos señalan que esta nueva imposición viene a representar “el último eslabón de la política restrictiva y discriminatoria que está llevando la actual dirección con la Policía Municipal con respecto al resto de funcionarios”.

Recuerdan que ya en el acuerdo sobre la aplicación de las 35 horas en la Policía representó una objetiva disminución y postergación de este derecho con respecto al resto de la plantilla municipal. La aplicación del auto judicial por el que se suspendía este derecho se ha negociado con los funcionarios, excepto con los representantes de los agentes, señalan.

Los sindicatos afirman que las negociaciones de diversos temas profesionales siguen estancadas, mientras que el Ayuntamiento sí que lleva a acuerdos con otros colectivos. Esta situación se produce “porque la dirección aplica su línea maestra de imposición y arbitrariedad”.

“La instrucción de vacaciones –añaden- supone el último detonante inadmisible en defensa de toda la plantilla ante esta dirección de Policía Municipal y su línea agresiva de vulneración de derechos y arbitrariedades”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba