La Comunidad de Madrid continúa inmersa una semana más "en una clara tendencia descendente tanto en el número de casos de coronavirus como en la asistencia en los hospitales". Sin embargo, el Gobierno regional ha alertado de la "preocupante" detección de un aumento progresivo de la variante colombiana, que puede "generar problemas con las vacunas".

Como cada viernes, el viceconsejero de Salud Pública y Plan covid-19 de la Comunidad, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, han actualizado la información sobre la situación epidemiológica y asistencial en la región por coronavirus.

Zapatero ha mostrado preocupación por la citada variante procedente de Colombia, que asegura, posee una composición que podría suponer "algún problema con las vacunas" contra el virus. "Estamos detectando un aumento progresivo y nos preocupa", ha señalado.

En este sentido, el Ejecutivo madrileño ha insistido en la necesidad de "control y vigilancia" en lugares como aeropuertos y estaciones. "Vuelve a tomar sentido preguntar por qué los pacientes que entran en Barajas" sin control, ha señalado.

Los viajeros entran en Madrid con test de antígenos, que posteriormente, a través de PCR confirman "niveles de carga viral muy altos (...) El goteo de casos es constante", afirma Zapatero.

Según el viceconsejero, estos viajeros entran en Madrid con test de antígenos, que posteriormente, a través de PCR confirman "niveles de carga viral muy altos". "El goteo de casos es constante", ha afirmado para asegurar que preocupan tanto "las características" como "la mutación" de esta variante procedente de Latinoamérica.

"No vigilan aeropuertos ni estaciones"

De esta manera, tal y como ha ido ocurriendo en las ruedas de prensa de los responsables de la sanidad madrileña desde hace semanas, Zapatero ha asegurado que se ve "obligado a reiterar al Gobierno una vigilancia y control de Barajas". "Deben darle de una vez por todas la importancia que merece", ha espetado.

Para el Ejecutivo regional, Moncloa "no vigila aeropuertos ni estaciones", pero establecen un documento de medidas que consideran innecesarias, tal y como ha aseverado la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso.

Además de esta variante, Zapatero ha asegurado que se han detectado dos nuevos casos de la cepa india, después de que la pasada semana se anunciasen los primeros casos en la Comunidad.

Ayuso afirmó este jueves que su Gobierno no acatará las medidas contra la covid acordadas en el Consejo Interterritorial: "El Gobierno se las tendrá que apañar, como sabe hacer, para imponer y arrollar".

La dirigente popular reiteró este jueves que su Gobierno no acatará las medidas contra el coronavirus acordadas en el Consejo Interterritorial de Sistema Nacional de Salud, que ha tachado de "imposición política" y "no sanitaria".

"Mientras no sea obligatorio lo que no vamos a ir es contra los intereses de los ciudadanos. Este Gobierno se las tendrá que apañar, como sabe hacer, para imponer y arrollar", expresó para añadir que su postura no consiste en una cuestión de "rebeldía".

"Rebeldía significa ir contra las normas establecidas y esta norma no es de obligado cumplimiento y no se puede imponer por varios motivos", defendió.

Sánchez está "destrozando España"

Según el Ejecutivo regional, el presidente Pedro Sánchez, "está utilizando la pandemia para ocultar la subida de impuestos, la subida de la luz y sobre todo para conseguir dinero de manera vergonzosa". En su opinión, "todo lo que está haciendo ahora mismo sobre todo trata de tapar lo que está ocurriendo realmente" como "los indultos" o que está "destrozando España".

"Estamos hablando de una imposición política que no es sanitaria, y que es arbitraria. Quiero dejar claro que todo lo que hace este Gobierno siempre es o por imposición o con mentiras", concluyó.

Hallan a dos mujeres desnutridas en su casa de Chantada (Lugo) tras varios días encerradas
Un profesional sanitario prepara la camilla en un Hospital. Europa Press

Incidencia del coronavirus en Madrid

La Consejería de Sanidad ha informado de que el dato de la incidencia acumulada en la región "sigue a la baja tanto a 14 días como a siete". A dos semanas, se sitúa en 155 casos por cada 100.000 habitantes y en 66 a siete días.

En relación a los pacientes con covid, a día de hoy hay 1.066 personas ingresadas, de los que 301 están en UCI, decreciendo este dato en 46 pacientes.