La disminución de la llegada de lotes de la vacuna Pfizer en este mes de julio está alterando los planes de su administración contra el coronavirus en la Comunidad de Madrid. 

Ya han sido canceladas primeras citas e incluso se han pospuesto las segundas dosis. Ante esta situación el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, reclama "paciencia" a los madrileños ante la “escasez de vacunas” que podría retrasar la segunda dosis de Pfizer hasta los 42 días.

Mientras, desde la consejería insisten en que se ha perdido una "gran oportunidad" con AstraZeneca por el "empeño" del ministerio de "limitar" dicha vacuna a la franja de 60 a 69 años "en contra de la ficha técnica y de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y no poder usar esa vacuna". De hecho, se ven en la obligación de devolver el sobrante de 200.000 dosis para otras comunidades autónomas o para donarlas a otros países.

A esta situación se suma la preocupación de Ruiz Escudero por el mayor contagio de la variante Delta de la Covid-19, lo que puede impedir que la ‘inmunidad de rebaño’ de los españoles se alcance con un 70% de vacunados en este mes de agosto.

El consejero madrileño asegura que la variante Delta es un 40% más contagiosa que la británica, que ya tenía un 50% más de capacidad de propagación que las cepas anteriores.

Mientras, los especialistas reclaman la extensión de la vacunación con AstraZeneca a mayores de 40 años y personas que ya han pasado el virus con la idea de conseguir cuanto antes la inmunidad de rebaño.

La Consejería de Sanidad está tratando por todos los medios" de que la cita para la segunda dosis "sea lo más cercano al día 21", ha señalado Ruiz Escudero, al mismo tiempo que ha recordado que este mes de julio Madrid está recibiendo "la mitad de las vacunas que llegaron en junio".

De hecho, Ruiz Escudero ha subrayado que la ficha técnica de la vacuna de Pfizer recoge "que puede ser hasta el día 28 la segunda dosis, y en algunas ocasiones incluso más". Algo que defiende la Comunidad de Madrid dado el actual "entorno de escasez de vacunas", al mismo tiempo que ha censurado la apuesta del Ministerio "solo" por Pfizer.

"Podríamos hacerlo hasta 42 días pero nuestro objetivo es tratar de hacerlo lo más cercano posible al día 21, siempre condicionado por esa disponibilidad de las vacunas que tenemos”, asegura el responsable de la Sanidad madrileña, y reivindica que en cualquier caso están "dentro de lo que dice la recomendación de la Agencia Europea del Medicamento". 

La idea de la Comunidad de Madrid es "ajustar la vacunación". Por eso, se ha dejado de administrar primeras dosis tanto en hospitales como en Atención Primaria, especialmente con autocita, para "evitar retrasos" para quienes ya han recibido la primera, debido a la escasez de vacunas que Madrid denuncia desde hace varias semanas.

“La Comunidad de Madrid vacuna según las dosis recibidas. Tenemos al 73% de la población madrileña con la primera dosis y un 54% con pauta completa", pero "está claro que no es suficiente, porque si uno valora cómo se está comportando la variante Delta esto indica que se va a continuar con tendencia ascendente", explica el consejero madrileño.

En relación con la inmunidad de rebaño, fijada para agosto al llegar al 70% de la población con la pauta completa, Ruiz Escudero considera que " a día de hoy ese 70% no es suficiente con la variante Delta", ya que se está detectando "un incremento en hospitalización, y por lo tanto hay que insistir en la vacunación y con las marcas que tengamos a nuestra disposición", concluye.