Ciudadanos ha decidido renunciar por el momento a su principal alcaldía en la Comunidad de Madrid, la de Alcobendas que hubiera tenido que pasar a sus manos este martes fruto del pacto de investidura que cerró con el PSOE hace dos años, según indicaron fuentes naranjas a Vozpópuli.

El pasado martes se produjo una reunión de la agrupación de Ciudadanos en Alcobendas en la que se explicó a los afiliados que no habrá votación de investidura ahora y que se dará "un plazo de 100 días" al recién elegido vicealcalde, Aitor Retolaza, para que se adapte al nuevo cargo antes de convocar el pleno.

De esta forma, el PSOE seguirá gobernando este importante municipio del norte de Madrid por tiempo indeterminado y sin que Ciudadanos tenga la certeza de que Retolaza pueda asumir el puesto de alcalde en algún momento de la legislatura, según las citadas fuentes.

Ello se debe a que el vicealcalde 'depuesto', Miguel Ángel Arranz, criticó la forma en la que se produjo el relevo y avisó que presentará su candidatura cuando se convoque el pleno de investidura. El alcalde socialista le dejó como concejal de Relaciones Institucionales con San Sebastián de los Reyes, la localidad vecina.

Así pues, la mayoría que tenían PSOE y Cs ha menguado y la coalición pasaría a depender del concejal de Podemos para esa futura votación y el resto de la legislatura. El edil morado tendría que votar 'sí' al candidato naranja, el citado Retolaza.

Una posibilidad que no se ha dado en ningún municipio de España del tamaño y el potencial económico de Alcobendas, una de las localidades con mayor renta per capital de la Comunidad de Madrid. La reciente moción de censura de marzo en el Ayuntamiento de Murcia que presentaron PSOE y Ciudadanos salió adelante con los votos de Podemos... pero para beneficio del candidato socialista.

Dos ediles de Ciudadanos prefieren al PP

Además, esa combinación en la que un alcalde de Ciudadanos pase a depender del apoyo externo de Podemos sería difícil de 'digerir' para algunos miembros del grupo municipal de Cs. Es más, las citadas fuentes de Cs en dicho municipio advierten de que dos de los cuatro ediles que le quedan a la formación centrista de Alcobendas ven "con simpatía" que el Partido Popular se haga con la alcaldía, un peligro para la nueva coordinadora autonómica en la región, Begoña Villacís.

Begoña Villacís Ciudadanos
La coordinadora de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Begoña Villacís.

Así que un pleno de investidura para aupar a Retolaza -mediante voto secreto- se podría volver en contra de los intereses de PSOE y Cs puesto que si ninguna de las candidaturas en liza alcanza el umbral de la mayoría absoluta, que está en 14 concejales, el consistorio pasaría entonces a manos de la lista más votada, que fue la del PP con 10 ediles. De ahí el temor en las filas naranjas.