La fachada del Ayuntamiento de Madrid y la fuente de Cibeles de la capital lucirán esta noche con los colores de la bandera LGTBI con motivo del comienzo de las fiestas del Orgullo, según ha informado el consistorio a través de un comunicado. Se iluminarán también el día 28 de junio, con motivo del Día Internacional del Orgullo, y los días 3 y 4 de julio.

Esta iniciativa se adopta tras la negativa del Ayuntamiento de Madrid a que la bandera LGTBI ondeara en el Palacio de Cibeles este año con motivo del Orgullo. La viceacaldesa, Begoña Villacís, indicó que, tras la consulta realizada por el equipo de Gobierno, los servicios jurídicos municipales confirmaron que "no se puede" poner la bandera LGTBI en la fachada del Ayuntamiento.

En el informe, según la vicealcaldesa, se aludía a la sentencia del Tribunal Supremo que prohibió el año pasado exhibir banderas "no oficiales" en el exterior de edificios públicos para preservar la neutralidad institucional. 

Fachada del Ayuntamiento de Madrid

Por otro lado, el Orgullo LGTBI desplegará el próximo 3 de julio una bandera arcoíris, de 700 metros, en la Gran Vía madrileña, en el tramo comprendido entre la calle de Alcalá y la plaza de Callao. Con esta iniciativa denominada 'Madrid over the Rainbbow' la organización del MADO (Madrid Orgullo) quiere mostrar que la capital es "una ciudad abierta, libre y diversa".

En declaraciones a Efe, Jesús Grande, vocal de Cogam, el Colectivo LGTBI de Madrid, ha explicado que esta iniciativa se ha adoptado a raíz de la polémica con las banderas arcoíris protagonizadas por la UEFA y por el Ayuntamiento de Madrid.

Polémica con la UEFA

La UEFA no permitió que se iluminara el Allianz Arena de Múnich con la bandera arcoiris durante el partido entre Alemania y Hungría de la Eurocopa, ya que el ente se considera "una organización política y religiosamente neutral".

El alcalde de Múnich, Dieter Reiter, había pedido que se iluminara el estadio en el encuentro del miércoles tras la aprobación en el Parlamento húngaro de una ley restrictiva con los derechos de los homosexuales.

Grande ha criticado además la negativa del Ayuntamiento de Madrid a que la bandera LGTBI ondee en el Palacio de Cibeles este año con motivo del Orgullo.

Ha subrayado que la bandera LGTBI es "un símbolo para reivindicar los derechos humanos y no tiene nada que ver con la política", por lo que "no entendemos por qué no puede colocarse en la fachada del Ayuntamiento de Madrid" para mostrar "la diversidad del movimiento LGTBI, la pluralidad y la inclusividad".