"No existe regularidad alguna en el título de máster de Cristina Cifuentes", fue el lapsus con el que el rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos, salió a dar explicaciones sobre el 'polémico' máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid el pasado 21 de marzo.

Horas después de que ElDiario.es asegurara que Cifuentes había obtenido el máster de Derecho Autonómico que cursó en el centro con notas falsificadas, Ramos afirmó que la presidenta madrileña aprobó las asignaturas y que lo que se produjo fue un "error de transcripción de las notas".

Posteriormente comenzarían a sucederse más informaciones periodísticas y testimonios de estudiantes e incluso catedráticos de la propia universidad alertando de un posible "trato de favor" a la presidenta de la Comunidad de Madrid por parte de la URJC a la luz de otras presuntas irregularidades en torno al máster de la entonces delegada de Gobierno madrileña. Entre ellas, la de haberse matriculado tres meses después de iniciado el curso, no haber asistido a clases ni exámenes en forma presencial (en ausencia además de documentos que reflejen cómo se concretó la supuesta examinación de Cifuentes, quien por otra parte aseguró que los profesores se "adaptaron" a su situación de trabajadora), no ser capaz de mostrar una copia de su trabajo de fin de máster y haber presentado como prueba de este último un acta (que, según ella, le dio la propia universidad) con firmas presuntamente falsificadas, incluida la de la presidenta del supuesto tribunal, que negó haber evaluado a la dirigente popular.

Para defenderse de las acusaciones, la propia Cifuentes aseguró en su primera respuesta pública este miércoles (tras trece días de silencio) que su título era legal y que, si existían falsificaciones de actas o errores administrativos, era la universidad la que debía dar las explicaciones.

Este jueves, dos semanas después de aquella 'defensa' al máster de la presidenta madrileña, la URJC ha informado en un comunicadoque "como consecuencia de la investigación ordenada por el rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos, el pasado 21 de marzo, y ante la aparición de informaciones que pudieran ser constitutivas de delito, la Universidad ha decido dar traslado de las mismas al Ministerio Fiscal para su investigación. Mañana, viernes, 6 de abril, a las 13.30 horas, el rector comparecerá ante los medios para dar más detalles sobre este asunto".

Fuentes de la dirección de la URJC han indicado a EFE que con la decisión de trasladar la investigación a la Fiscalía, el rector "ha dado un golpe en la mesa". "El mensaje es bastante claro, el rector está luchando por la Universidad Rey Juan Carlos", han subrayado las mismas fuentes, añadiendo que, mientras que cada uno está "jugando a sus batallas políticas", el rector "está luchando por los intereses de los 2.000 profesores y cerca de 50.000 alumnos que forman parte de la URJC".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba