Sucesos

El detenido por las puñaladas del Metropolitano fue investigado por la muerte de Zabaleta

La víctima de la agresión no ha sido nunca socio del Atlético y el presunto agresor, con numerosos antecedentes, dejó de serlo en 2001

La Policía Nacional ha detenido esta madrugada a un varón de 40 años acusado de ser el autor de las tres puñaladas asestadas a Fernando Amorín, un joven de 22 años, en los aledaños del estadio Metropolitano del Atlético de Madrid minutos antes del partido que ayer enfrentó al conjunto rojiblanco contra el Sevilla. El arresto se produjo en torno a las 00.30 horas en las inmediaciones de su domicilio, en el barrio de Chamberí, cerca de la calle Génova donde el sospechoso vive con su madre, según fuentes policiales. Se cree que no hubo más autores de la agresión. 

Según han informado a Vozpópuli fuentes policiales, el arrestado es Ignacio Racionero Fernández, cuenta con antecedentes y un pasado vinculado a los ultras del Atlético de Madrid. De hecho, fue investigado como integrante del grupo radical ya disuelto del Frente Atlético, Bastión, tras el asesinato del seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta. En 2001 la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid archivó las investigaciones sobre él porque no encontraron "indicios de la posible intervención". Por el asesinato de Zabaleta, en 1999, fue condenado a 17 años de cárcel el seguidor radical Ricardo Guerra

Los hechos de este miércoles tuvieron lugar en la Avenida de Niza en torno a las 18.40 de la tarde de este miércoles y la víctima fue ingresada en el hospital de la Paz en estado grave con una puñalada en la espalda otra en el hombro y otra en el muslo. Su vida no corre peligro a pesar de la gravedad. En la zona los agentes encontraron dos armas blancas que están siendo analizadas y para ello se ha pedido un informe a la Brigada Provincial de Policía Científica. 

Racionero se encontraba en libertad desde agosto este año después de cumplir 12 años de condena por diversos robos con fuerza. Se le acusa en esta ocasión de un presunto homicidio en grado de tentativa. De las tres puñaladas que asestó al joven, la más grave fue la de la espalda ya que se pensó que podría haberle perforado el pulmón al joven. Finalmente no fue así.

Ninguno de los dos es socio

Por otro lado, fuentes de la investigación y del propio Club Atlético de Madrid informan de que la víctima no es ni ha sido nunca socio del equipo y que Racionero tampoco es abonado del Atlético de Madrid desde 2001. De este modo, al no ser socio, no puede acceder al Fondo Sur del Metropolitano donde se ubica la grada de animación. Es la única parte del estadio donde los carnets no son transferibles y se accede presentando la huella dactilar. Todas las personas que acuden a esa parte del campo tuvieron hace meses que pasar por las oficinas del club donde se les hizo una fotografía. Estas medidas de seguridad aplicadas por el club sirvieron, por ejemplo, para identificar a la persona que hace semanas agredió a un vigilante de seguridad.    

En concreto la pelea se inició en el interior del bar El Rifle, uno de los establecimientos de la zona. La propia víctima, que según la investigación llevaba una camiseta del Frente Atlético, antes de ser operado pudo identificar a a su agresor como "Nacho Racionero" y darle a los agentes una descripción física: un hombre calvo y con barba.

Por su parte, agentes de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional se desplazaron hasta la zona para revisar las cámaras de seguridad del bar. Además dos personas acudieron a las dependencias de la Brigada en Moratalaz donde aportaron más datos de los que había sucedido y de ese modo los investigadores despejaron todas sus dudas sobre la autoría de los hechos. 

El bar quiso limpiar la sangre

La Policía está molesta con la actuación de los propietarios del bar El Rifle ya que procedieron a limpiar la sangre que había quedado en el suelo con un cubo de lejía. Los agentes entienden que de ese modo se entorpeció su labor investigadora eliminando posibles indicios. Aunque las primeras puñaladas se produjeron en el interior del bar, la tercera fue fuera del local. Fernando Amorín se aproximo hasta el metro dejando un reguero de sangre a su paso.

Los investigadores  se inclinaron desde el inicio de sus pesquisas por un enfrentamiento entre seguidores de un mismo equipo porque no estaba previsto el desplazamiento a Madrid de los radicales del Sevilla, Biris Norte, fuertemente enfrentados a los ultras rojiblancos, el Frente Atlético. Este miércoles en el estadio colchonero apenas había unos sesenta seguidores sevillanos ubicados en el Fondo Norte del Estadio y algunas decenas más en una de las gradas laterales.

Debido a la ausencia de bares en torno al nuevo estadio del Atlético de Madrid, muchos aficionados suelen concentrarse antes de los partidos en los establecimientos cercanos a Las Musas, a sólo una parada de Metro del Metropolitano y unos diez minutos andando. Cerca del lugar hay una comisaría de Policía Local.

Habitualmente el grueso de los seguidores radicales del Atlético de Madrid se concentra antes de los partidos en unas carpas ubicadas frente al Fondo Sur del estadio. De hecho, en fechas previas al derbi contra el Real Madrid, desde el club retiraron esas carpas lo que generó una protesta de los seguidores que siguen los partidos desde la grada de animación a la que desde el año pasado se accede mediante unos tornos que detectan las huellas dactilares. Finalmente, las carpas se volvieron a instalar. 

Hace unas semanas, algunos bares de Las Musas aparecieron con pintadas en las que se podían leer mensajes como "Asesinos" o "Jimmy vive" en recuerdo del ultra del Deportivo de la Coruña asesinado durante una pelea contra radicales del Atlético de Madrid antes de un partido entre ambos equipos en las inmediaciones del antiguo estadio Vicente Calderón.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba