Madrid

Cifuentes llega entre loas a la Asamblea para aclarar el contrato de la cafetería

Cifuentes insiste en que no tuvo nada que ver en la adjudicación de la cafetería de la Asamblea de Madrid ni en la elaboración de los pliegos

Solo faltó que la sentarán en el banquillo y no en el estrado. La oposición del PP en la Asamblea de Madrid insistió en la comisión de investigación sobre corrupción que la adjudicación de la cafetería a la Asamblea de Madrid a Arturo Fernández es un asunto oscuro que tiene que ver con los donativos que este empresario hacía al PP.

El portavoz de Ciudadanos, César Zafra, el más agresivo le recordó a Cristina Cifuentes que el anterior presidente del Gobierno, que también había comparecido, está en la cárcel.

La presidente de la Comunidad, Cristina Cifuentes, insistió desde su primera intervención que el procedimiento para adjudicar la cafetería fue limpio y por unanimidad, aunque pudo haber errores en la redacción de los pliegos. Se quejó de que no hubieran dejado comparecer a once los técnicos de la materia.

Sus argumentos fueron los mismos de siempre. El informe de la Guardia Civil no ha sido ratificado ni por el juez ni por el fiscal, que son los que tienen la potestad para decidir una imputación y no hubo influencia exterior porque se limitaron a aprobar los informes técnicos. Cree que el Torquemada de la oposición ha querido condenarla en un proceso de inquisición.

La 'acusada' llegó escoltada por todo su Gobierno. Desde las oficinas del grupo hasta la sala de la Comisión le hicieron un pasillo para aplaudirle. Llevaba un traje blanco y una medalla que le había entregado la Guardia Civil. Cree que se pretende su "linchamiento político" de un Gobierno honesto que lucha contra la corrupción.

El portavoz del PP, Alfonso Serrano, explicó que todo es una caza de la oposición contra la presidenta que cuando leyó el informe de la UCO pensó que tenía "pieza". Reiteró que todo es una campaña para desprestigiar al Gobierno del partido más votado por los madrileños.

El diputado de Ciudadanos, César Zafra, cortaba constantemente a la presidenta en su intervención sin que la persona que dirigía el debate, también de Ciudadanos, cortara el confuso interrogatorio.

César Zafra, portavoz de Ciudadanos, comenzó preguntando por el tiempo que llevaba militando en el PP lo que le permitió a la presidenta decir que muchos años y que se siente "muy orgullosa" incluso con los errores que se han cometido.

El portavoz de que el Cs quería que reconociera que habría estado entre los dirigentes de Fundescam, la fundación del PP, que recibió fondos de Arturo Fernández, paralelamente a que se concedían contratos al presidente del Grupo Cantoblanco, que resultó adjudicatario de la cafetería de la Asamblea de Madrid.

Contestó que estuvo en el comité de expertos por orden de la Mesa de la Asamblea de Madrid por usuaria y para canalizar las protestas del mal servicio que se ofrecía en la cámara.

Zafra estuvo duro especialmente cuando le dijo que el anterior presidente de la Asamblea de madrid compareciente está en la cárcel. Cifuentes explicó que siempre apoyó el criterio técnico en la adjudicación de la Cafetería de la Asamblea y no llegó a valorar el informe porque siempre creyó y siempre se

Espinar, más educado

Ramón Espinar, de Podemos, estuvo más moderado que el representante de C's, dio por bueno el informe de la Guardia Civil que le acusa y le deseó que saliera limpia de todo este asunto porque no quiere que la presidencia del Gobierno de su región sea imputada.

El portavoz de Podemos pidió calma a la presidenta de la Comunidad, en algunas ocasiones algo alterada, y le preguntó qué iba a hacer si le imputaban por esta causa. Cifuentes señaló que conoce a Arturo Fernández, "pero no tiene relación personal" con el empresario. No contestó si dimitirá.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba