Madrid

La Asamblea de Madrid ‘riñe’ a la presidenta de la Comisión de Corrupción por excederse de sus funciones

Incluso el representante de Ciudadanos votó en contra de su compañera por tomar decisiones sin contar con el resto de los diputados.

La diputada Dolores González, en la Asamblea de Madrid junto al portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado.
La diputada Dolores González, en la Asamblea de Madrid junto al portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado. EFE

La Mesa de la Asamblea de Madrid, incluido el representante de Ciudadanos, ha 'reñido' a la presidenta de la Comisión de Corrupción, Dolores González Pastor (Ciudadanos) por excederse de sus funciones a la hora de citar a una de las comparecientes.

La presidenta de la Comisión ha sido muy criticada desde el inicio de las comparecencias por el Partido Popular, que le ha acusado de falta de ecuanimidad a la hora de gestionar las sesiones parlamentarias. También ha recibido críticas por que consideran  que “abusa de su cargo”.

El pasado lunes la Mesa de la Asamblea de Madrid, donde también hay un miembro de Ciudadanos, remitió un escrito a la presidenta de la Comisión de Corrupción, Dolores González, que decía lo siguiente: “Debe ajustarse a las competencias que son propias de los presidentes de las comisiones en los términos reglamentariamente establecidos sin excederse en el ejercicio de sus funciones”. Le pedía que en el futuro  “deberá ajustar su actuación a lo solicitado por los autores de las iniciativas".

El asunto, según fuentes parlamentarias, no tiene precedentes en la Cámara en sus más de 25 años de historia pues ha logrado la unanimidad de todos los partidos, incluido el de la propia diputada.

El portavoz adjunto de Ciudadanos, César Zafra, pidió en la Comisión de Corrupción que acudiera Sol Olabarri, como representante de la secretaría de CEIM desde 2007 al 2013 para hablar de las subvenciones de aquellos años de la patronal madrileña.

La comisión hizo el requerimiento a esta persona que contestó que acudiría (y así lo hizo), pero añadió que ella en esos años no estaba en ese puesto de CEIM, donde fue nombrada en diciembre de 2014.

La presidenta de la Comisión de Corrupción, Dolores González, sin reunir a la Mesa y Portavoces de la misma, presentó en el registro a la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados, un escrito que decía: “Se le cita (a Olabarri) como secretaria de la fundación CEIM, cargo al que accedió en 2014, si bien los hechos sobre los que se le requiere informar van de 2007 a 2013”. Posteriormente señalaba que debería hacerlo en su condición de directora de un departamento de CEIM.

La diputada, según fuentes parlamentarias, no tiene potestad para tomar decisiones sobre los temas que deben hablar los citados a la Cámara sin contar con sus compañeros y no tiene sentido que informe a la presidenta de la Cámara de decisiones que ha tomado ella misma sin contar con el resto de parlamentarios.

Los miembros de la Mesa de la Asamblea consideran que Dolores González se ha excedido de sus competencias y por ello apoyaron el escrito. Creen que si el tema se hubiera tratado en una de las reuniones de los diputados de la Comisión de Corrupción se hubieran percatado del error y hubieran convocado a otra persona, o a la misma, pero actuando de manera colegiada.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba