La Comunidad de Madrid dispondrá en enero de dosis para vacunar a 100.000 madrileños y no a los 300.000 inicialmente previstos, según ha explicado en el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. El gobierno regional asegura que Sanidad redujo ayer en un tercio sus planes de vacunación para la capital. 

El Gobierno, asegura Ruiz Escudero, ha establecido en 207.000 las dosis de la vacuna de Pfizer de las que dispondrán los madrileños en la primera fase de la vacunación. Serán pues, 100.000 los beneficiados en el comienzo de la campaña, pues a cada uno de ellos se le debe suministrar doble dosis. 

El consejero de Sanidad madrileño ha explicado que posteriormente se incrementará el número de personas vacunadas, más aún cuando estén disponibles otras vacunas que no necesiten una conservación tan exigente como del laboratorio estadounidense, que precisa de una temperatura cercana a los 80 grados bajo cero para conservar sus propiedades. 

En una tercera fase, Madrid asegura que dispondrá de las dosis necesarias para vacunar a todos los grupos de riesgo.