Uno de los cambios más importantes de la entrada de la Comunidad de Madrid es la apertura de los 19 grandes parques de la capital. Cerrados desde el inicio del estado de alarma a consecuencia del coronavirus, los parques abrirán desde este lunes coincidiendo con el cambio de fase.

De este modo, los madrileños pueden ya pasear o practicar deporte en El Retiro, Fuente del Berro, Capricho, Quinta los Molinos, Sabatini, Juan Carlos I, Juan Pablo II, Viveros Casa Campo, Viveros Estufas, Rosaleda, Valdebebas, Finca Tres Cantos, Oeste, Oriente, Dehesa de la Villa, Madrid Río, Casa de Campo y Lineal del Manzanares. Por su parte, el parque de Torre Arias abrirá en su horario habitual a partir del martes.

Eso sí, las zonas infantiles y deportivas de estos grandes parques permanecerán cerradas con balizas que impedirán el acceso a las mismas.

Cerrados hasta ahora para evitar aglomeraciones

Estos parques, de carácter histórico y singular, se han mantenido clausurados para evitar aglomeraciones y ahora se suman a las zonas verdes y ajardinadas de la ciudad que están operativas desde el pasado 8 de mayo.

Tanto el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, como la vicealcaldesa, Begoña Villacís, habían manifestado en reiteradas ocasiones que no abrían los grandes parques para que no se produjeran concentraciones de personas. Siempre dijeron que la apertura de estos se estudiaría "con prudencia" y con el objetivo de preservar la salud de los madrileños.

Vías cortadas para que anden los peatones

Además, el área de Medio Ambiente y Movilidad, que capitanea Borja Carabante, mantiene las restricciones a los vehículos en 36 tramos de vía para que los madrileños dispongan de 19,4 kilómetros y 235.000 metros cuadrados extra durante las fases de desescalada en las que tienen autorizados los paseos y las actividades deportivas al aire libre.

Seis de los 36 tramos que se cortan superan el kilómetro de extensión. Se trata del paseo de la Castellana (1.656 metros); avenida de Menéndez Pelayo (1.620 metros); calle Arturo Soria (1.490 metros); calle Valmojado (1.260 metros); avenida Arcentales (1.060) y avenida de Asturias. Este plan excepcional entró en vigor el sábado, 9 de mayo, y será efectivo durante varios fines de semana y festivos de 8 a 22 horas.