La Policía Municipal de Madrid ha elaborado ya un informe sobre las incidencias registradas el 21 de enero en Teatro Barceló, poco antes de su cierre, cuando en un vídeo publicado en redes sociales y recogido por los medios de comunicación se veía a un grupo de personas bailando juntos y la mayoría sin mascarilla, lo que está prohibido según las normas antiCovid.

Según recoge el informe, y tal y como los agentes han podido comprobar con la visualización de las cámaras y con los testimonios recabados, las infracciones se produjeron cuando cuatro personas se levantaron de sus mesas y comenzaron a bailar quitándose la mascarilla y sin guardar la distancia ni las medidas de seguridad, han indicado a Europa Press fuentes policiales.

La policía "decidió desalojar el local"

Fue, como han comprobado los policías, a las 21:38 horas de ese día, poco antes del cierre del local. Tres minutos después, otra parte del público se sumó al baile (momento en el que se grabaron las imágenes que salieron a la luz), ante lo cual el establecimiento "decidió desalojar el local". A las 21:46 horas las imágenes ya muestran la discoteca totalmente desalojado.

Dicha investigación, recalcan las mismas fuentes, no exime a nadie de responsabilidad, así como tampoco hace a nadie responsable. El informe policial va a ser remitido a la Dirección de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, que es el departamento que denunció los hechos y es el competente en materia sanitaria, para que pueda adoptar todas las medidas que considere oportunas.