La Comunidad de Madrid indemnizará a las empresas de comedores escolares de los centros educativos públicos no universitarios a lo que suspendió el contrato el pasado 11 de marzo, cuando se cerraron los centros educativos por la pandemia de coronavirus.

Posteriormente, la Comunidad de Madrid firmó un acuerdo con las empresas Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes para dar menús escolares a algunas familias receptoras de la Renta Mínima de Inserción (RMI) hasta que estas empresas de catering habituales volvieran a distribuir alimentos.

Tras las críticas de la oposición y de diversas organizaciones sociales por la supuesta calidad deficiente de estos menús o por ser "comida basura", la Comunidad anunció que el 18 de mayo terminaba el acuerdo con estas cadenas y reanudaba el reparto con las empresas habituales.

Fuentes de la Consejería de Educación han confirmado a Efe que estas empresas de catering recibirán una indemnización por parte de la Comunidad de Madrid, como ha adelantado la Cadena Ser.

Estás empresas de comedor pueden solicitar indemnizaciones a la Consejería de Educación por gastos en los que hayan incurrido a raíz de la suspensión del servicio de comedor, tales como la pérdida de género que tuviesen almacenado o gastos administrativos.

Sin embargo, en la Consejería de Educación no saben cuántas serán las empresas que habrá que indemnizar ya que "aún se están recabando estos datos".

Una suspensión obligada

Las mismas fuentes han señalado que la suspensión de estos contrato era de "obligado cumplimiento por la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas ya que "no se podía pagar por un servicio que no se estaba prestando".

"Esos contratos fueron suspendidos temporalmente, no de manera indefinida, y se refieren a servicios prestados en los centros educativos que dependen de la presencia de los alumnos en los centros para poderse llevar a cabo", han añadido.

Por otro lado, estas fuentes han indicado que "no es cierto" que a las empresas que prestaban servicios de comedor en los centros educativos se les haya negado el ERTE por "tener contrato con la administración", ya que aseguran que tendrían que haberlo solicitado al Ministerio de Trabajo.

Asimismo, han destacado que la Comunidad ha ofrecido a las empresas una prórroga por un año más del contrato marco que vencía en agosto, y 65 de las más de 90 que tenían contrato para el curso actual renovarán.

En una entrevista en Onda Cero la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dicho que la Consejería está viendo cómo solucionar el asunto de las indemnizaciones.

Además, ha apuntado que ha habido “mucha leyenda” en torno a los menús escolares, y ha insistido en que, una vez se declaró el estado de alarma, la Comunidad encontró “a pocas empresas” que ayudaran “con su cadena de distribución” a repartir los lotes de comida.

“Intentamos ver la excepcionalidad de algo con ojos de normalidad”, ha declarado la presidenta, quien ha recalcado que se dieron “muchísimas situaciones anómalas” durante el estado de alarma”.