El coste aproximado de cambiar los nombres de las calles afectadas por la Ley de Memoria Histórica sería inferior a los 60.000 euros, según ha señalado este lunes el concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, en la primera comisión ordinaria del ramo.

El cálculo es aproximado ya que falta por hacer el estudio de cuántas calles se verían afectadas. La cifra aportada, absolutamente "residual", es el resultado de contabilizar las calles "en el sentido más amplio del término" y a ojos del propio concejal. "Sería (un coste) absolutamente reducido, inferior a 60.000 euros con toda seguridad", ha remachado.

Sánchez Mato ha destacado que lo que busca el Gobierno municipal es "un debate con la ciudadanía sobre qué tipo de denominación de consenso, que no de confrontación", se podría establecer. A ese coste, que no ha arrancado porque no se ha iniciado ni el análisis de las calles, habría que sumar el que afectaría a familias y pequeñas y medianas empresas, algo "muy complicado de establecer".

El concejal de Ahora Madrid ha defendido que el debate "político" sobre el cambio de denominación, con la Ley de Memoria Histórica como telón de fondo, es "oportunísimo y sanísimo".