Los equipos de rescate que rastrean el vertedero de Zaldibar (Vizcaya) encontraron este lunes, junto a restos óseos, varios objetos personales supuestamente de uno de los trabajadores desaparecidos. Se trata de una cámara de fotos, una correa de reloj, unas gafas de sol y un candado, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

El pasado domingo, se localizó el primer resto óseo, una tibia envuelta en una tela, después de desenterrar en una de las zonas de la escombrera 250.000 metros cúbicos de deshechos, lo equivalente a un edificio de ocho pisos.

Un día después, este lunes, se localizaron más restos óseos, que parecen corresponder a un cadáver. Junto a ellos, se encontraban una cámara de fotos, una correa de reloj, unas gafas de sol y un candado. Se analiza a cuál de los dos trabajadores sepultados en el derrumbe el vertedero hace medio corresponden.

Pruebas de ADN a la familia

Las pruebas de ADN que se realizarán a los familiares de Alberto Sololuce y Joaquín Beltrán para determinarlo no se conocerán hasta dentro de unos días.

A las 8.30 horas de este martes se ha reanudado la búsqueda de los operarios desaparecidos en la zona de la báscula, donde se han localizado los restos óseos.