El Ayuntamiento de Linares (Jaén) ha realizado una primera valoración de los daños producidos en el mobiliario urbano de la ciudad tras los disturbios de este sábado y sitúa el importe económico entre los 25.000 y los 30.000 euros, a falta de realizar una valoración más exhaustiva en los próximos días.

Según concreta el Consistorio en un comunicado, los desperfectos y daños detectados hasta ahora están en las marquesinas del servicio de transporte urbano de viajeros, en los contenedores del servicio de recogida de residuos orgánicos, cartón y papel, y en diferentes elementos de mobiliario urbano como señales de tráfico, vallado perimetral y cuadros de regulación de semáforos.

El Ayuntamiento informa que desde primera hora de la mañana de este domingo los operarios trabajan para limpiar y reparar los desperfectos producidos.

Los disturbios se produjeron este sábado a raíz de las protestas por una agresión de dos policías nacionales cuando estaban fuera de servicio a un varón el viernes, un hecho que ha provocado la indignación de los linarenses y por lo que ambos agentes han ingresado en prisión.

Estos altercados se situaron en los alrededores de la comisaría de la ciudad y han dejado 20 policías heridos y 13 detenidos, dos de ellos menores de edad, aunque ya han quedado todos en libertad provisional mientras la Policía Nacional ha abierto una investigación para identificar a los promotores de los altercados. También varios viandantes han resultado heridos a causa de los disparos con pelotas de goma de los agentes.

El Ayuntamiento reseña en cuanto a las intervenciones realizadas por los Bomberos que hubo un "amplio dispositivo" desde las 19,00 horas hasta las 2,00 de la madrugada. En dicha cobertura se efectuaron más de una decena de salidas por diferentes emergencias, además de intervenir para frenar la quema de más de 20 contenedores en diferentes puntos de la ciudad.

Por otro lado, un amplio dispositivo de la Policía Local estuvo presente durante toda la jornada de ayer en las calles de Linares dando apoyo al organizado por la Policía Nacional.

Por último, el alcalde, Raúl Caro-Accino (Ciudadanos), ha indicado que "la indignación legítima que ha provocado en la sociedad linarense la brutal agresión a un vecino de la localidad el viernes no puede justificar en absoluto las reacciones y los incidentes que se produjeron".

Asimismo, ha vuelto a manifestar "la más absoluta repulsa y condena a estos hechos tan lamentables" y ha manifestado su confianza en la labor de servicio público que desempeña la Policía Nacional, "basada en garantizar el imperio de la Ley y el ejercicio de las libertades y los derechos de toda la ciudadanía".