Partido Popular

Licuas, la empresa a la que había que ayudar porque “colaboraba con la casa”

La empresa de Joaquín Molpeceres aparece de manera recurrente en casi todas las tramas de corrupción que afectan al PP. 

Ignacio González, Esperanza Aguirre y Joaquín Molpeceres
Ignacio González, Esperanza Aguirre y Joaquín Molpeceres CAM

La empresa Licuas, beneficiada en 2013 con un contrato millonario en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte que presidía Antonio González Terol, es una habitual de casi todos los escándalos de corrupción que asolan desde hace años al PP. Aparece en el entramado de la financiación ilegal de Gürtel, fue registrada en el inicio de la operación Lezo y su responsable, Joaquín Molpeceres, tuvo que explicar que su apellido apareciese en los llamados papeles de Bárcenas, entre otras vinculaciones sospechosas con el partido. 

“Recibo una llamada de don Álvaro Lapuerta pidiéndome que a las empresas Licuas y Coarsa las intentase echar una mano en todo lo posible porque era gente que colaboraba con la casa". Esta frase la pronunció el que fuera alcalde de Majadahonda de los años dorados de Gürtel, Guillermo Ortega. La pronunció en 2016 ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzgaba por su papel en la trama. La persona que le llamó era el extesorero del PP, ya fallecido y antecesor en el cargo de Luis Bárcenas.

El relato de Ortega se parece mucho al que ofreció en noviembre de 2018 en sede judicial el exalcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero, también investigado en Gürtel. Apodado El Albondiguilla, relató las llamadas de Génova presionando para adjudicar a determinadas empresas de la órbita del PP. Siempre según su versión, Bárcenas le llamó para que otorgase un contrato a Constructora Hispánica. Un año antes, durante un acto en Boadilla, el líder del partido, Mariano Rajoy, le instó a que hiciese caso a Bárcenas.  

La sentencia de 'Gürtel'

En la sentencia sobre la primea fase de Gürtel (199-2005), el tribunal de la Audiencia Nacional consideró probado que empresas como Licuas compensaban al PP por recibir adjudicaciones públicas asumiendo facturas de las empresas de Francisco Correa por trabajos que no se habían realizado. Ese dinero acababa en el partido o agasajando a alguno de sus dirigentes, según los informes policiales y la resolución judicial que condenó al PP a título lucrativo y apeó del Gobierno a Mariano Rajoy. A preguntas de este periódico, Antonio González Terol niega tajantemente haber recibido ningún tipo de compensación por parte de Licuas. 

Según un informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional emitido en 2010 al que ha tenido acceso este periódico, Licuas SA, percibió casi 13 millones de euros del Ayuntamiento de Majadahonda solo en el periodo entre 2000 a 2007. 

'Papeles de Bárcenas'

En el mismo juicio del caso Gürteldeclaró como testigo el responsable de Licuas. Joaquín Molpeceres se afanó en negar que él fuese el Molpeceres que aparecía en las anotaciones de la contabilidad B del partido junto a la suma de 60.000 euros. Desmentía así lo dicho por el autor de esas anotaciones, el extesorero de la formación Luis Bárcenas, quien también indicó que fue Molpeceres quien advirtió a Rajoy de las actividades ilícitas de Correa.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata comunicó en octubre del año pasado a la Sala de lo Penal que ya se pueden juzgar todas las piezas de la supuesta contabilidad B del PP, también llamada caja B o papeles de Bárcenas. Excluyó la parte de las donaciones irregulares de empresarios, que sigue investigándose. Uno de los implicados es Molpeceres, entre otros empresarios a los que se les acusa de delitos como cohecho y tráfico de influencias. En el marco del caso Gürtel, Molpeceres también tuvo que explicar por qué una de sus sociedades avaló con más de un millón y medio de euros en 2008 al consejero Alberto López Viejo para que se pudiese comprar una casa.  

'Caso Púnica'

Otro juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco también puso el foco sobre esta empresa en el marco de la investigación del caso Púnica encabezada por Francisco Granados, según informó El Confidencial. Fue en julio de 2016 cuando el magistrado había solicitado información sobre el plan Prisma, un programa de inversiones en municipios de la Comunidad de Madrid controlado por el propio Granados.

El número dos de la trama, David Marjaliza, en el marco de su colaboración con las autoridades, había dado el nombre de algunas empresas que aceptaban pagar comisiones a cambio de recibir obra pública. Una de ellas era Licuas del octogenario Joaquín Molpeceres. Según esta información, Marjaliza dijo que Licuas se hizo con 14 licitaciones.

Trama Lezo

Molpeceres fue investigado también en el caso Lezo por la que fue encarcelado Ignacio González. Amigo del expresidente madrileño Ignacio González, regularizó alrededor de 190.000 euros que tenía en Suiza con la amnistía fiscal de 2012 auspiciada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, según reconoció en su declaración como imputado ante el juez, Manuel García-Castellón a la que tuvo acceso este periódico. 

Nacido en 1932, Molpeceres también construyó dos campos de golf en la Comunidad de Madrid, el primero en el Olivar de la Hinojosa y el segundo en la finca El Encín, en Alcalá de Henares. Este segundo proyecto, que incluyó un hotel de lujo, estuvo envuelto en la polémica. Fue posible después de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid que presidía Esperanza Aguirre hiciese una modificación del plan urbanístico de Alcalá de Henares, que allanó el camino al empresario. Eso fue unos meses antes del aval al consejero de Deportes López Viejo.

El campo de golf de El Encín 

En 2013 el Tribunal Supremo anuló esa modificación legal y desde colectivos ecologistas denuncian que todavía sigue en activo. Ese mismo año 2013, el periódico Madridiario galardonó a Molpeceres en la XI edición de sus Premios Madrid. En concreto le concedieron el Premio Iniciativa Golf Público. En una entrevista concedida a citado medio con motivo del reconocimiento, Molpeceres presumía de que su objetivo era albergar el campeonato más prestigioso del mundo.

"Tras el éxito del Olivar de la Hinojosa, y digo éxito por el número de jugadores que han pasado por aquí, entramos en la opción de poder hacer un campo totalmente diferente al Olivar como era el de El Encín. Un recorrido que, en principio, iba a ser clave en la propuesta que Madrid iba a presentar para ser candidata a la Ryder Cup de 2018 y que, finalmente, se jugará en París", decía el empresario en la entrevista. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba