El histórico jefe de ETA Mikel Albisu Iriarte, más conocido como ‘Mikel Antza’, está en libertad desde este martes después de haber cumplido sus 15 años de condena en Francia, según han confirmado a 'Vozpópuli' fuentes del Ministerio del Interior.

Según ha adelantado ‘El Diario Vasco’, Antza ha sido puesto este lunes a disposición de la Policía española en el aeropuerto de Madrid Barajas procedente de Francia, donde llevaba varios días retenido. Una vez se ha acreditado que no tiene causas pendientes con la Justicia española se ha procedido a dejarle en libertad.

Antza, de 57 años de edad actualmente, fue detenido en el año 2004 junto a su pareja Soledad Iparraguirre, alias ‘Anboto’. Dirigió la organización criminal desde principios de los noventa hasta su arresto en el municipio de Salies de Béarn para cumplir tres condenas de cinco años cada una.

Durante su reclusión en Francia ha sido un referente para el Colectivo de Presos de ETA y siempre se mantuvo fiel a las directrices que marcaba la cúpula de la organización en el país galo. En los últimos años llegó a ser elegido portavoz junto a ‘Anboto’ de los presos terroristas.

Miguel Ángel Blanco y Ortega Lara

Bajo su mando ETA llevó a cabo numerosos atentados como el de Miguel Ángel Blanco o el secuestro de Ortega Lara en 1997. Especialmente cruenta fue la actividad terrorista tras la tregua trampa decretada por la organización un año después, un parón en los asesinatos que la banda aprovechó para rearmarse y reorganizarse.

Desde la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), con una activa participación en los tribunales para lograr condenas para los terroristas  acogieron con pesar la noticia de la liberación de ‘Antza’, asumiendo que nunca lograron hallar pruebas de alguna participación directa en atentados.