Yihadismo

La Audiencia Nacional deja libre a un imán al que la Policía acusó de instigar una matanza en Mallorca

Tarik Chadlioui, con miles de seguidores, está en libertad después de un auto que desacredita la investigación porque los indicios contra él son de “relevancia cuestionable”

El imán Chadlioui durante una visita a La Meca
El imán Chadlioui durante una visita a La Meca Facebook

El imán Tariq Chadliuoi fue detenido en 2017 acusado de liderar una célula yihadista implantada en Baleares. El Ministerio del Interior anunció la operación como un golpe a Estado Islámico. La Audiencia Nacional envió a prisión a sus integrantes acusando a uno de sus supuestos pupilos de planear una matanza apuñalando viandantes en plena calle. Pero meses después, el mismo tribunal dejó libre al líder religioso en un auto al que ha tenido acceso Vozpópuli y en el que desacredita la investigación de la Policía Nacional, al menos en lo que afecta al presunto cabecilla.

A juicio de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, la investigación “aparece sustentada en indicios muy alejados en el tiempo y de relevancia cuestionable”. Estas razones llevaron a los magistrados a revisar la situación prisión incondicional en la que se encontraba el imán desde su arresto en junio de hace dos años. Para entonces, Tariq Chadlioui ya era conocido internacionalmente. Muy activo en las redes sociales, sólo su cuenta de Facebook tiene cerca de 30.000 seguidores. También gestiona un canal de Youtube cargado de contenido, discursos y prédicas.   

Su detención tuvo lugar en Reino Unido y en febrero de 2018 ingresó en prisión España tras la entrega de las autoridades británicas. En su defensa alegó que todo el material que le habían incautado, lejos de enaltecer a Estado Islámico, era “pacífico” y que precisamente su función consiste en contactar con personas radicalizadas para alejarlas de los postulados terroristas. A su juicio, la interpretación que hizo la Policía española de su labor fue “sesgada” y con el objeto de “criminalizar a la religión islámica”.

Viaje a Siria

La causa se inició después de que la Comisaría General de Información de la Policía Nacional encontrase en su canal de Youtube una serie de tres vídeos titulada “Toufiq se fue a Siria”, protagonizados por este imán expulsado en su día de Egipto, donde tiene la prohibición de regresar. Tampoco puede predicar en Marruecos, dónde nació hace 44 años. Los vídeos tratan sobre un joven residente en España que se convierte al islamismo salafista y se marcha a Siria.  

El imán Tariq Chadlioui en una imagen de su cuenta personal de Facebook
El imán Tariq Chadlioui en una imagen de su cuenta personal de Facebook Facebook

La conexión con España se debía a que para la realización de esos vídeos, grabados en el verano de 2015, el imán había contado con la colaboración de un grupo de fieles asiduos a la mezquita Al Fajar de Inca (Baleares) sobre los que ejercía una gran influencia a juicio de los investigadores. Se habían conocido previamente a través de las redes sociales y en su desplazamiento a España, el imán llegó a alojarse en casa de uno de ellos.

Tanto la Fiscalía como el juez central de Instrucción número Uno de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, se opusieron a su liberación, pero la Sección Tercera de la Sala de lo Penal le dio la razón en octubre, según el auto al que tuvo acceso este periódico. Según los informes policiales, “las visitas de Tariq Chadlioui a Mallorca los años 2014 y 2015 fueron el desencadenante de la puesta en marcha de la estructura terrorista” compuesta por otros cinco integrantes, uno de ellos detenido en Alemania y el resto en España. Pero a juicio de la Sala de lo Penal, “ciertamente, los informes policiales incurren en ocasiones en determinadas inferencias simplistas”.

La opinión de los jueces

Sostienen los tres jueces que firman el auto que el material incautado al detenido “es exclusivamente religioso, ortodoxo, radical, pero religioso y no incitador a la lucha violenta”. Aclaran que la razón por la que se le prohíbe predicar Egipto o Marruecos es porque en ambos países se practica una corriente distinta a la suya en el Islam y añaden que todas las investigaciones contra él en otros países han sido archivadas.

El auto afirma además que el último contacto documentado entre el imán y los detenidos en Mallorca data de julio de 2015 (dos años antes de la operación) y los informes policiales sitúan el punto álgido de la radicalización del grupo entre abril y mayo de 2017. Los jueces hacen también alusión a una serie de conversaciones telefónicas intervenidas a estos supuestos seguidores del imán en las que se da a entender que se sienten traicionados por él.

Por todo ello, la Sala de lo Penal le fijó la posibilidad de salir de prisión tras el pago de una fianza de 60.000 euros y la prohibición de abandonar España teniendo en cuenta su facilidad de movimiento incluso a países con los que no hay convenio de extradición y practican su misma visión ultraconservadora del Islam como Arabia Saudí. El imán afirmó que podía vivir con su hermano y sus sobrinos, residentes en España. El caso sigue en fase de instrucción pendiente de juicio.



Volver arriba