La Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, una de las organizaciones feministas que rechaza la 'ley Trans' que prepara el departamento liderado por Irene Montero, ha puesto en la diana a otras instituciones que abrazan las mismas teorías 'queer'. Es el caso del Ayuntamiento de Barakaldo, que ha puesto en marcha un programa de educación en diversidad sexual en los colegios en colaboración con la asociación de familias de menores transexuales Naizen.

En la iniciativa participan sexólogos, monitores de educación sexual y expertos en temas 'trans' y con ella pretenden formar específicamente en materia de transexualidad a 1.300 estudiantes y a sus familias.

"No es científico decir a niñas y niños, como hacen los materiales de Naizen, que ser chico, ser chica, tiene que ver con la autopercepción que cada quien tiene de sí, con cómo se identifica", denuncia la alianza feminista.

La plataforma ha enviado varias cartas a las asociaciones de padres y madres de Barakaldo, así como al Consejo Escolar de Euskadi y al propio consistorio advirtiendo que los materiales a los que hace referencia el anuncio de estos cursos "afirman que 'los genitales se miran en el momento del nacimiento para suponer cuál será el sexo del recién nacido' y que 'hay niñas y niños a los que al nacer se les supuso un sexo equivocado'".

Denuncian adoctrinamiento

Para el movimiento Contra el Borrado "es del todo inaceptable que en los recursos didácticos que maneja Naizen, y que previsiblemente se usarán con niñas y niños, se emplee una terminología adoctrinadora que habla de personas cis, de identidad sexual como sinónimo de sexo o que se defina la intersexualidad como algo que se da en 'todas las personas'".

La alcaldesa de localidad bilbaína, Amaia del Campo, lanzó la iniciativa porque "aún tenemos mucho que aprender y sin duda todas las acciones que se puedan llevar a cabo son bienvenidas"

El anuncio del Ayuntamiento de Barakaldo -dicen- pone de manifiesto cómo se está introduciendo en la escuela "conceptos sin base científica alguna, profundamente sexistas y contrarios a los principios de la coeducación".

La alcaldesa de localidad bilbaína, Amaia del Campo, lanzó la iniciativa porque, a su juicio, "aún tenemos mucho que aprender y sin duda todas las acciones que se puedan llevar a cabo son bienvenidas tanto por los centros como por las familias". "Esta es una realidad que vivimos en nuestros centros escolares, en nuestras familias, y debemos ofrecer herramientas que puedan ser de ayuda para definir la identidad sexual y ayudar a las familias en este camino”, indicó.

Polémica en torno al sexo

Sin embargo, organizaciones feministas como la Alianza Contra el Borrado, que lleva meses combatiendo algunos de los postulados de la 'ley Trans' de Montero, denuncia que los materiales divulgados por la organización Naizen "lejos de ser material educativo enfocado a fomentar el respeto por las personas con disforia o incongruencia de género, son contenidos propagandísticos que fomentan el sexismo".

"Afirmar que el sexo no es biológico, sino una característica construida socialmente, consolida el género, que es precisamente la herramienta cultural que justifica la desigualdad estructural entre mujeres y hombres y por tanto, el machismo", apuntan.

Para las asociaciones de mujeres que integran la llamada Alianza "adoctrinar a los menores con teorías que contradicen la realidad científica pone en peligro el normal desarrollo de la personalidad

Para las asociaciones de mujeres que integran la llamada Alianza "adoctrinar a los menores con teorías que contradicen la realidad científica pone en peligro el normal desarrollo de la personalidad de niñas y niños, generando confusión en edades claves para su desarrollo personal".

En su alerta a las Ampas (Asociaciones de Padres y Madres) de Barakaldo, esta organización indica, según ha podido saber Vozpópuli- que estos cursos introducen "confusión" y "propaganda" en una etapa de su vida en que se suceden cambios psicológicos, biológicos, sexuales y sociales. Y demandan la retirada inmediata de estos contenidos y su sustitución por contenidos "enfocados a fomentar valores  de respeto a la diversidad".

Cuestión de "autopercepción"

Las formaciones del Ayuntamiento y Naizen para la comunidad educativa se dividen en las temáticas 'Construcción de la Identidad Sexual', 'El Derecho a Desear' y 'Biografías de vida'.

"Ser chico, ser chica, tiene que ver con la autopercepción que cada quien tiene de sí, con cómo se identifica. Más que una cuestión de sentirse ('Me siento chico', 'Me siento chico'), es una cuestión de saberse ('Me sé niño', 'Me sé niña')", recogen las guías de la organización de familias de menores transexuales Naizen.

"La identidad sexual tiene que ver con procesos mentales, no se encuentra en los genitales. Una cosa es lo que se tiene y otra cosa es lo que se es", explican. Esta teoría choca con la defendida por algunas asociaciones feministas como Contra el Borrado o contra la de la propia vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo, a quien le "preocupa" la idea de "pensar que se elige el género sin más que la mera voluntad o el deseo". A medida que avanzan los trámites del Ministerio de Igualdad para sacar adelante la 'ley Trans', la reconciliación entre ambas corrientes teóricas se hace cada vez más difícil. También en materia educativa.