El Congreso de los Diputados dio luz verde este jueves a la Ley de Protección de la Infancia, pero su aprobación beneficiaría "de tapadillo" a otro colectivo, el de los presos condenados por delitos de terrorismo. Así lo de ha denunciado este viernes la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), apenas 24 horas después de que la norma fuera aprobada en el Hemiciclo con el único rechazo de Vox.

En concreto, la nueva norma recoge una serie de modificaciones en el Código Penal que permiten agilizar el acceso al tercer grado de los condenados por terrorismo. La clave reside, en concreto, en el artículo 36. Ahora mismo, las personas en prisión por terrorismo sólo pueden acceder al tercer grado una vez cumplan la mitad de sus condenas.

Sin embargo, con la nueva redacción de este artículo se establece que este requisito sólo lo deben cumplir aquellas personas que hayan cometido delitos contra menores de edad o discapacitados, y lo elimina en los casos de "delitos cometidos en el seno de una organización terrorista o grupo criminal".

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó este jueves casi por unanimidad la Ley orgánica de protección integral a la infancia y a la adolescencia frente a la violencia, que aumenta el plazo de prescripción de los abusos sexuales a menores, prohíbe los desnudos integrales para determinar la edad de los menores que migran solos y el uso de la contención mecánica en centros de menores infractores, entre otras medidas.

Casi todos los grupos parlamentarios mostraron su apoyo a la ley y se felicitaron por ella, excepto Vox, que la denominó "Ley Herodes". La norma contó con 297 votos a favor, los 52 en contra de Vox y cero abstenciones.

Otros cincos traslados de presos

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha aprobado este viernes otros cinco traslados de presos de ETA, entre ellos dos que estaban en Sevilla e irán a Logroño para seguir cumpliendo condena por su implicación en atentados como el de Máximo Casado o Eduardo Madina.

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha recordado que sólo quedan seis presos de ETA por ser trasladados "bajo la custodia del Gobierno de Sánchez" y ha vuelto a lamentar esta "cuenta atrás para dar por aniquilada la política de dispersión" que estuvo en vigor durante décadas para combatir el terrorismo.