La provincia catalana de Lérida permancerá en fase 1 la próxima semana tras el rebrote de coronavirus detectado en los últimos. El Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña ha propuesto que Gerona, Cataluña Central, Garraf y el Alt Penedès pasen desde el 1 de junio a la fase 2 del proceso de 'desescalada’, fase en la que ya se encuentran el Alto Pirineo y Arán, Tierras del Ebro y Tarragona.

Sin embargo, Lérida se descuelga y quedará rezagada en el proceso de ‘desescalada’ del estado de alarma por el coronavirus tras detectarse un rebrote significativos en los contagios durante los últimos días.

De acuerdo con los datos de la Consejería de Salud, mientras que la tasa de infecciones era de 12 de casos por cada 100.000 habitantes en el distrito sanitario de Lérida, la cifra ha aumentado hasta 42,7, lo que constata un importante rebrote que las autoridades sanitarias han detectado.

Según las pesquisas del sistema sanitario, este rebrote se ha producido en algunas industrias agroalimentarias y también a la fiesta que un grupo de familiares ha celebrado en una discoteca, en la cual acabaron contagiados 20 personas.

Pese a esta situación y a que la propia Generalitat no ha solicitado el pase a la fase 2 en la provincia, la consejera de Salud, Alba Vergés, ha señalado que no están del todo preocupados de la evolución en Lérida y no ha descartado que pueda pasar a la fase 2 en los próximos días, según informa El Comercio.