Tribunales

Podemos, juzgado por un pucherazo en las primarias para las municipales

La exabogada de Iglesias en el 'caso Villarejo' defiende al partido frente a la demanda de un excandidato que acusa al partido de fraude y vulneración de derechos fundamentales

Iglesias habla en una de las reuniones del partido en Vistalegre
Iglesias habla en una de las reuniones del partido en Vistalegre Europa Press

Los Juzgados de Madrid han acogido esta semana un juicio contra Podemos, acusado de pucherazo electoral por uno de sus militantes. Demandó al partido por fraude con vulneración de derechos fundamentales durante las primarias para las municipales en la localidad madrileña de Collado Villalba. El caso ha quedado a la espera de que ambas partes enfrentadas y la Fiscalía presenten al juez sus conclusiones finales, según informan a Vozpópuli fuentes jurídicas y fiscales. 

Podemos y el demandante comparecieron el miércoles en el Juzgado de primera instancia número 89 de Madrid, en la calle Rosario Pino, para un procedimiento civil. La formación morada estuvo representada por la abogada Marta Flor Núñez. Es la letrada que recientemente fue obligada por el juez del caso Villarejo a dejar la defensa del líder del partido, Pablo Iglesias, que compaginaba con la de su ex asistente Dina Bousselham en la pieza 10 de la macrocausa sobre las actividades del polémico comisario. 

A su salida del Juzgado, la abogada evitó hacer declaraciones a este periódico. El partido tampoco ha contestado al ofrecimiento de Vozpópuli para recabar su versión. La persona que ha sentado en el banquillo a Podemos es Alejandro Mata Camacho. Encabezaba en Collado Villaba una de las corrientes para concurrir a los comicios municipales llamada Con la gente sí Podemos.

El demandante 

Es abogado y en la biografía que se puede leer en la página oficial del partido destaca que fue elegido Secretario General de la Confederación Regional Centro de la CNT. “El 18 de junio de 1979, fui detenido por primera vez a causa de mi actividad militante, pasando 8 años en prisión”, dice de sí mismo. En los archivos de la Audiencia Nacional a los que ha tenido acceso este periódico consta una condena contra él dictada el 26 de enero de 1984 y que le impone 38 años de cárcel.

Alejandro Mata Camacho, el militante que ha llevado a Podemos ante el juez
Alejandro Mata Camacho, el militante que ha llevado a Podemos ante el juez

Fue responsable de seis robos en entidades bancarias como miembro de una facción llamada Federación Ibérica de Grupos Anarquistas (FIGA). “En 1989, conseguí la liberación de todos libertarios, acatando desde entonces junto a mis compañeros la Constitución”, sostiene este abogado de profesión. El 1-5M y Podemos le motivaron participar en política. Según una información de El Plural, fue indultado y estuvo contratado por el grupo parlamentario de Podemos en el Congreso.  

En este procedimiento está obligada a participar la Fiscalía al tratarse de una demanda que afecta a derechos fundamentales, en este caso de participación política. Lo ha hecho por medio de la fiscal Elena Fernández Benzanilla, que ha estado presente en todas las fases del procedimiento, si bien no se pronunciará hasta las conclusiones finales sobre cuál de las dos partes tiene razón. 

El 19 de febrero de 2019 el juzgado número 89 que dirige José Ramón Manzanares asumió la competencia para estudiar esta demanda. Ese mismo día admitió a trámite la querella, presentada el 17 de diciembre de 2018. 

La demanda

Lo que defiende este militante es que el partido habilitó el periodo entre el 20 y el 25 de noviembre de 2018 para inscribirse y votar electrónicamente. Sin embargo, cuando se hicieron públicos los resultados, resultó que las urnas estuvieron abiertas también el día antes y el día después de las fechas fijadas sin que su candidatura tuviese conocimiento.

El demandante dice tener la completa certeza de que se han alterado los resultados. Añade que hubo miembros de otros partidos como Izquierda Unida o Cambiemos Villalba que se aprovecharon de que acudirían en coalición con una de las corrientes de Podemos y pudieron votar en sus respectivas primarias y luego en las de la formación morada. Entiende el demandante que de ese modo votaron dos veces.

La candidatura se puso en contacto por escrito con el Comité electoral de Collado Villalba y la Comisión de Garantías Democráticas de la formación para denunciar lo que resultaba “contrario a la lógica humana y a la propias matemáticas”. Amenazó con retirar a los miembros de su candidatura que habían resultado elegidos en esa votación de listas abiertas: “A nuestro juicio, no puede ser más fraudulenta”.

Pedían además un listado de todo el censo y los votos que había cosechado cada candidatura con nombres y apellidos. “Es evidente que hay una conspiración en marcha para apoderarse de Podemos o escindirse de él por parte de históricos dirigentes de nuestro partido. No hay más que ver lo que está ocurriendo en Madrid, Andalucía y otras regiones. Podemos no puede doblegarse ante tanta traición”, decía el escrito.  

El partido fue informado

Alejandro Mata se queja de que en función del organismo en el que se preguntase aquellos días se ofrecían resultados diferentes, evidenciando un desajuste en las cifras de votos y llegando a superar el que oficialmente habían recibido los tres cabezas de lista. Añade que tampoco se informó nunca de la abstención. Narra cómo desde la Secretaría de Organización Autonómica (SOA) de la Comunidad de Madrid le informaron por teléfono de que había logrado el tercer puesto de la lista, pero horas después descendió por debajo del octavo por “un error técnico”.

Por todo ello, a finales de 2018 pidió que se anulase la candidatura ganadora Un paso adelante por Villalba, candidatura de Podemos y como medida cautelar pidió suspender el proceso de primarias hasta aclarar la situación. En la vista del miércoles, que empezó a las 10.30 y terminó en torno a las 16 horas, comparecieron como testigos varios miembros de Podemos, entre ellos Raúl Carballedo, miembro de la Comisión de Garantías del partido. También representantes de las candidaturas que concurrieron a las primarias en Collado Villalba.

Podemos contestó a estas acusaciones el 21 de marzo del año pasado para negar “todos y cada uno de los hechos de la demanda”. Según explicó, la empresa externa contratada para el recuento de los votos abre antes y cierra después el portal para inscribirse para votar luego en el portal oficial de Podemos. Ese portal previo se llamaba nVotes y lo desarrolló la empresa Agora Voting S.L.

La versión de Podemos

El partido aclara que “para poder votar es necesario que ambos (portales) estén abiertos al mismo tiempo, uno más tiempo que el otro. Esta es la razón por la que en el informe de nVotes aparece abierto el periodo un día antes y un día después, porque hace referencia a la apertura de su propio portal, no el de votación a través de Podemos”. Insiste así el partido que solo se pudo participar entre el periodo fijado, entre el 20 y el 25 de noviembre. “No es cierto que las urnas estuvieran abiertas más tiempo del establecido reglamentario”, zanja.

Podemos resta validez a las cifras que maneja el demandante y sostiene que se desconoce su origen. Asimismo, apela al secreto del voto para negarle el acceso al censo y los resultados con nombres y apellidos. Por otro lado, recuerda que en sus estatutos no se prohíbe la doble militancia por lo que cualquier militante puede estarlo también en otras formaciones y participar de los procesos internos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba