El Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid ha decretado el archivo del 'caso Navantia', después de haber acreditado que el gobierno Venezolano pagó 42 millones en comisiones en la compra de ocho patrulleras, según informa este lunes el diario 'El País'.

En el auto de sobreseimiento dictado el 12 de enero, la juez declara acreditado que se pagaron 42 millones de euros en comisiones. La venta de los buques españoles ascendió a 1.245 millones de euros, y según la magistrada no supuso ningún quebranto económico para la empresa española Navantia. 

El caso se cierra diez años después de que la Fiscalía Anticorrupción comenzara a investigar la venta a Venezuela de las ocho fragatas durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero.