La Junta Electoral Central ha admitido la denuncia presentada por Vox contra la presentadora de La hora de La 1 Mónica López por la entrevista que realizó a Rocío Monasterio en el programa durante la pasada campaña electoral madrileña por dar "una información sesgada ideológicamente", según ha informado El Mundo.

El órgano encargado de que se cumpla la ley electoral considera que la presentadora del espacio matinal de La 1 no fue neutral durante el programa. No obstante, la decisión no se ha aprobado por unanimidad, es decir, ha generado debate en la Junta Central, donde llegó después de que la institución provincial lo rechazara, han explicado fuentes internas.

En concreto, han sido ocho los votos a favor, por cinco en contra, los que han llevado a la Junta Electoral a señalar que López incumplió el principio de neutralidad en campaña durante la entrevista a Monasterio.

Una entrevista que llegó tras el debate de la Cadena Ser en el que Pablo Iglesias abandonó el estudio después de que la candidata de Vox pusiera en duda la veracidad de las amenazas que había recibido por carta junto a varias balas.

La presentadora preguntó a Monasterio si se retractaba de esas afirmaciones, a lo que la candidata de vox respondió con otra pregunta, cuestionando a López por qué no le había hecho la misma pregunta a Iglesias sobre el acto de Vox en Vallecas, cuando unos días antes este había acudido al matinal.

"¿No cree que son cosas separadas, que una cosa es condenar una amenaza de muerte y no poner en duda su veracidad y otra que usted exija que se condene una agresión?", se defendió López, que durante la entrevista recordó a Monasterio que las preguntas en el programa las decidía ella.

Tras este episodio, Vox presentó la denuncia ante la Junta Electoral alegando que la periodista había mostrado una actitud "muy diferente" con "el resto de los candidatos entrevistados" y que había "limitado la capacidad de respuesta" de Monasterio, vulnerando así "su derecho a la libertad de expresión necesaria en el marco de un periodo electoral". Una actitud, añaden, "muy diferente a la mostrada con el resto de los candidatos entrevistados".