La Junta de Andalucía ha criticado que Málaga y Granada permanezcan en fase 1, convirtiéndose así en las dos únicas provincias de la comunidad rezagadas en el plan de 'desescalada' del Gobierno para la vuelta a la 'nueva normalidad' por la pandemia del coronavirus.

El presidente andaluz, Juanma Moreno Bonilla, ha lamentado la decisión del Ministerio de Sanidad, que sí ha permitido el avance de la fase 2 en el resto de provincias: Sevilla, Almería, Jaén, Córdoba, Cádiz y Huelva.

Así lo ha expresado Moreno Bonilla en tuit, en el que califica de "incomprensible que el Gobierno central vuelva a dejar atrás a Granada y Málaga"

Según sostiene el presidente regional, la decisión se ha adoptado "con poca transparencia y en contra de los criterios técnicos". 

"Andalucía cumple y hemos hecho un gran esfuerzo para demostrarlo", ha aseverado Moreno: "Seguiremos actuando con responsabilidad y denunciando agravios".