La magistrada al frente del Juzgado de Instrucción número 16 de Madrid ha incoado diligencias a tenor de una denuncia presentada hace unas semanas en Plaza Castilla contra Íñigo Errejón. Según confirman fuentes jurídicas a Vozpópuli, la instructora ha dado el primer paso en relación a la investigación de unos hechos que se remontan a comienzos de mayo cuando un hombre de 67 años habría recibido una patada en el abdomen por parte del líder de Mas País.

Pese a que el político desmiente estos hechos, el juzgado incoa diligencias por presunto delito de lesiones. Los hechos recogidos en el escrito adelantado por Ok Diario se ciñen a lo ocurrido en la noche del 2 de mayo en el madrileño barrio de Lavapiés. Según explican, un hombre se acercó al líder de Más País para pedirle una fotografía. Éste, que iba acompañado de dos personas, se habría negado, lo que provocó que el hombre le contestara y el fundador de Podemos reaccionara propinándole una patada.

Según las fuentes consultadas por este diario, la magistrada Margarita Valcarce da el primer paso para indagar lo ocurrido aunque, de seguir con las diligencias, tendría que dirigirse al Congreso de los Diputados y librar oficio para confirmar la condición de diputado (y, por tanto, aforado) de Íñigo Errejón.

Errejón negó los hechos

El diputado aseguró que la denuncia era "falsa" y negó "absolutamente" que agrediera a esta persona, que además le dirigió insultos cuando se negó a hacerse una foto juntos.

Errejó explicó que, como una figura pública, hay personas que le piden fotos "casi siempre con muy buen ánimo", situaciones en las que "siempre" accede a hacerse la instantánea.

En otras ocasiones remarcó que esa solicitud no parte del buen ánimo o afán de "amistad", sino "todo lo contrario" aunque la mayoría de las veces también opta por retratarse con la persona que se lo pide.