La juez del 'caso 8-M' ha acordado citar a otros ocho testigos para la ronda de interrogatorios que se celebrará en el marco de la investigación que se sigue contra el delegado de Gobierno de Madrid, José Manuel Franco, por un presunto delito de prevaricación. Fuentes jurídicas han informado a Vozpópuli que la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid ha decidido ampliar la lista de testigos que estaban ya citados para el 10 de junio y ha añadido ocho nuevos nombres para la mañana del 11.

Tendrán que comparecer ante la magistrada varios de los convocantes de las manifestaciones que estaban programadas entre el 5 y el 14 de marzo que figuran en el informe de los agentes de la Guardia Civil. 

Hasta ahora estaban confirmados para el 10 de junio el secretario general de la Delegación de Gobierno, Fernando Talavera; el jefe de gabinete de Franco, Luis María Sanz Moriñigo; y el director de la Unidad de Seguridad Ciudadana, José Luis Correas. Sus declaraciones estaban previstas para el 5 de junio, pero se han aplazado en el marco de la solicitud de la Abogacía. 

Por problemas técnicos en el Juzgado, el interrogatorio se hará de manera presencial y no telemática, como estaba estipulado. "A fin de evitar que problemas similares impliquen mayores retrasos en las declaraciones de la presente causa, se acuerda que, dada la imposibilidad de tener certeza de que la conexión telemática es posible, se practiquen de forma presencial, debiendo en consecuencia comparecer las partes y los testigos en esta sede judicial en el día y hora indicados", según señaló la juez en la providencia del 27 de mayo.

La juez Carmen Rodríguez-Medel dirige desde el pasado 23 de marzo una investigación contra Franco por presuntamente desoír las advertencias de riesgo de contagio por coronavirus y permitir concentraciones multitudinarias "desde que se emitiera el informe sobre la covid-19 de 2 de marzo de 2020 por el Centro Europeo para el control y prevención de enfermedades". En la lista destaca la marcha del 8 de marzo por el día Internacional de la Mujer. Por estos hechos, se le atribuye un presunto delito de prevaricación.