Uno de cada cuatro jóvenes en España sufre sobrepeso u obesidad (el 24,7%) y son la falta de ejercicio, el picoteo provocado por la ansiedad y la mala alimentación las principales razones argumentadas para explicar este problema de salud que quiere solucionar el 90 % de los que lo padecen.

Son datos de la encuesta presentada este lunes por la Sociedad Española de Obesidad (Seedo) en la que ha participado un millar de jóvenes de entre 16 y 30 años, que les clasifica en cuatro categorías en función de su índice de masa corporal: peso insuficiente, normal, sobrepeso y obesidad.

Con un índice de masa corporal (IMC) medio de 23,18 -considerándose un peso normal un índice de entre 18,5 y 25-, la encuesta muestra que el 24,7% de los jóvenes encuestados tiene sobrepeso u obesidad: el 18,2% sufre del primero y el 6,5%, del segundo, mientras que el 7,9% tiene un peso insuficiente.

Es una enfermedad

Por tramos de edad, la encuesta muestra que aquellos que tienen un IMC medio superior, 24,06, son el grupo de entre 25 y 30 años, y es que la obesidad y el sobrepeso aumenta con la edad, de hecho, en ese tramo, estos problemas afectan al 34,6 %.

Los que tienen entre 20 y 24 la IMC media es de 21,91 mientras que en el tramo de 16 a 19 años, el IMC medio del 22,12.

El 80,1 % de los jóvenes asume que el exceso de peso es una enfermedad, un dato mayor que el del resto de adultos que así lo consideran (el 76,9%), según la encuesta.

En cuanto del exceso de peso, el 33,8% lo achaca a la falta de ejercicio; el 29,6% al picoteo provocado por la ansiedad; el 20,7% a la alimentación; el 7,1% a la genética; el 5,8% a que duerme mal; y el 5,8% dice desconocer los motivos.

Y es que el 61,1% de los jóvenes consume comida procesada a diario y solo 16,5% realiza deporte todos los días, porcentaje este último que se reduce al 10 % en el caso de los que padecen exceso de peso.

Falta de dieta mediterránea

En este sentido, el presidente y la secretaria de la Seedo, Francisco Tinaones y Susana Monereo, respectivamente, han destacado la falta de adherencia a la dieta mediterránea de la población española pero también el sedentarismo, ya que, además, casi el 30 % reconoce que se pasa entre seis y diez horas frente a una pantalla.

El 88,8 % de los encuestados con exceso de peso reconoce que esta situación le condiciona su vida y le ha llevado a sentirse acomplejado e incluso rechazado.

Y el 55,2 % de los que han participado en la encuesta querría estar más delgado, que en el caso de los que tienen obesidad o sobrepeso alcanza el 89,7%.

El 70,6% de los jóvenes ha intentado perder peso y en el caso de los que tienen exceso de peso el dato aumenta hasta el 90,3%, pero el intento por solucionar el problema lo han llevado a cabo, en la mayoría de los casos sin orientación de un profesional, según el presidente de la Seedo.

De esta forma, solo un 14,8 % de los jóvenes con sobrepeso u obesidad ha recurrido a un médico y un 36,8 % a un nutricionista, mientras que el 50,1 % ha seguido una dieta de Internet.

En concreto, el 15% ha recurrido a productos de herbolario, el 12% por internet, el mismo porcentaje que aquellos que los han comprado en gimnasios y el 10% en parafarmacias.

En este sentido, los representantes de la Seedo han insistido en la importancia de que se sigan las pautas de profesionales para ayudar con este "problema de salud pública más importante del siglo XXI", como es la obesidad.