Algunos de los jóvenes peninsulares que llegaron de viaje de estudios a Mallorca y que estaban aislados en el hotel Palma Bellver han salido del establecimiento esta tarde, a pesar de la petición pública del Govern balear de que no lo hicieran.

Hasta las 19.30 horas, habían salido en torno a media docena.

La titular del Juzgado de lo Contencioso número 3 de Palma ha mantenido el confinamiento ordenado por el Govern en ese hotel únicamente de los jóvenes peninsulares de viaje en la isla que hayan dado positivo en covid-19, que cuando se ha hecho público el auto eran 68, pero esta tarde se elevan a 74 de los más de 200 cuyo aislamiento había ordenado el Govern.

La consellera de Presidencia del Govern, Mercedes Garrido, ha asegurado en una rueda de prensa que, según el auto, la cifra de jóvenes a los que ya no afecta el confinamiento dictado por el Govern sería de 181, si bien deberían restarse los 6 que han dado positivo esta tarde, de manera que quedaría en 175.

Petición de responsabilidad

Garrido ha apelado a la responsabilidad de estos jóvenes y de sus familias y ha pedido que no salgan del hotel del Paseo Marítimo de Palma donde están alojados, hasta que cumplan una cuarentena de 10 días, y que si lo hacen que lo hagan con mascarilla y sin entrar en contacto con nadie.

"Si son tan irresponsables de salir a la calle, como mínimo que sean responsables de no acercarse a nadie", ha pedido Garrido, que ha recalcado la petición de que no utilicen ningún transporte colectivo "ni den vueltas por la ciudad".

El Govern ha habilitado un dispositivo del Servicio de Salud, Ib-Salut, en el hotel, para informar a todos los jóvenes de las dos opciones que les ofrece el ejecutivo autonómico.

A pesar del auto que solo mantiene el confinamiento para los que hayan dado positivo en covid-19 en pruebas PCR, el Govern pide a los jóvenes que se queden a cumplir una cuarentena o bien que el jueves se marchen a la península en un grupo "burbuja" en un barco con destino a Valencia, donde los servicios sanitarios de sus respectivas comunidades autónomas los recogerán para llevarlos a sus domicilios.

Garrido ha dicho que en ese barco, que es de línea regular y de la compañía Balearia, los jóvenes no mantendrán contacto con la tripulación ni con el resto del pasaje. El Govern asumirá el coste del pasaje.