El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha afirmado este miércoles que los catalanes "en absoluto" podrán mantener la nacionalidad española si Cataluña se independiza del resto de España.

Lo ha dicho en declaraciones a los periodistas antes de dar una conferencia a puerta cerrada en Barcelona: "Cuando uno se sale de un país abandona todos los atributos que le da la pertenencia a ese país. Decir esto es una ocurrencia que no se quién ha dicho", ha afirmado, según informa Europa Press.

El ministro ha salido así al paso de la polémica desatada este martes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que no concretó qué pasaría con la nacionalidad de los catalanes durante una entrevista realizada por Carlos Alsina en Onda Cero. Rajoy eludió contestar a la pregunta: "¿Perderían los catalanes, si se independizan, la nacionalidad española?". El presidente, como buen gallego, respondió con otro interrogante: "¿Y la europea?".

"Por sentido común"

Juntos por el Sí, el partido de Artur Mas, sostiene que con la independencia todos los ciudadanos de Cataluña que lo quieran podrán mantener la nacionalidad española, y también concluye que un Estado catalán no será expulsado de la UE. Margallo ha negado estas tesis: "Por sentido común, si a lo que se aspira es a una república independiente de siete millones de ciudadanos, ¿todos con nacionalidad española?. Es un poco absurdo, ¿no?. Si uno se va, es que se va; no se va para quedarse con unos atributos sí y otros no", ha dicho.

También ha recurrido a precedentes históricos para defender su posición: cuando la repúblicas iberoamericanas declararon su independencia y regía la Constitución de Cádiz de 1812, "perdieron la nacionalidad española".

Margallo ha concluido que, si se independizan, para los catalanes tener origen en el Estado español no sería condición para mantener la nacionalidad: "Han decidido dejar de ser españoles para formar parte de otro Estado independiente. De eso se trata, ¿no?".