La plataforma de pensamiento y acción política El Jacobino, liderado por el abogado madrileño Guillermo del Valle y al que miran con mucho interés sectores relevantes de Izquierda Unida, quiere ir de gira por todo el territorio nacional. Fuentes conocedoras de ese planteamiento adelantan a Vozpópuli que, a partir del próximo mes de septiembre, los promotores de ese foro centrado en promover una izquierda antinacionalista quieren presentar el think tank en varias ciudades de España para aumentar el número de seguidores.

El Jacobino no quiere pararse. Guillermo del Valle y los otros promotores de esta plataforma que aspira a remover el debate de la izquierda en España quiere darse a conocer en todo el país. Las personas que siguen y apoyan, a veces de manera confidencial, esa iniciativa admiten que "está teniendo mucho éxito". Es cierto que después de la irrupción de Podemos, Izquierda Unida ha ido girando hacia posiciones filonacionalistas que ha dejado huérfanos a muchos cuadros, militantes y dirigentes. Ahora, estos sectores de IU están mirando a El Jacobino como mucho interés.

Los promotores de El Jacobino niegan que su proyecto tenga como finalidad directa crear un nuevo partido. Consideran que la galaxia de formaciones de izquierda es ya abundante, pero reconocen que faltan referentes a favor de enfoque más centralista, sobre todo en asuntos como la educación, el trabajo y la sanidad, y que en ese ámbito existe un nicho electoral.

De la "comunicación" a la "organización"

De momento, El Jacobino quiere mantener el espíritu del foro de reflexión. Pero está bajando al ruedo. Viajará por varias ciudades españolas para explicar en primera persona su planteamiento, en lo que puede abrir una segunda fase que vaya de la "comunicación" a la "organización".

No es un asunto baladí, porque eso determina que se pueden estar creando las bases para dar vida en el futuro algo a un partido o nuevo sujeto político. "La idea es que el think tank no quiere solo hacer una labor comunicativo en YouTube y redes, sino articular una organización que le permita llegar al mayor número de gente posible. Y Vamos a ir presentando El Jacobino por diferentes partes de España", explican fuentes de la dirección del foro en conversación con este diario.

La presentación de El Jacobino ya ha creado tensión en el núcleo directivo de Izquierda Unida. Fuentes de IU afirman que el hecho de que un sector se haya interesado por la iniciativa ha activado las alarmas en un partido que, bajo el liderazgo de Garzón, procede hacia la fusión por la vía de los hechos con Podemos.

El exdiputado e histórico dirigente de IU Madrid, Ángel Pérez, es uno de esos miembros que se ha interesado públicamente por la iniciativa. Pero hay más figuras relevantes de ese espacio político que, según ha sabido este diario, están acercándose al Jacobino. Con ellos, algunos referentes del pensamiento de izquierdas, como el escritor Félix Ovejero, conocido por su rechazo del nacionalismo. También apoyan la iniciativa la abogada feminista Paula Fraga, la activista saharaui Násara Iahdih, el exsecretario de Estado Juan Francisco Martín Seco, entre otros. Acudieron presencialmente al acto de presentación en Madrid el filósofo y profesor Pedro Insua y el politólogo y doctor en Economía Santiago Armesilla.

Nuevo modelo territorial

El Jacobino se centrará en la “defensa de los trabajadores frente a las continuas políticas de desregularización”, según explican los promotores de la iniciativa. También quiere “reclamar las políticas de vivienda pública necesarias en España o recuperar la soberanía sobre nuestro modelo productivo”. En general, el proyecto aspira a “recuperar la izquierda transformadora española, ahora desaparecida en las instituciones (…) todo ello unido a una coherente defensa de un modelo territorial integral que responda a criterios de racionalidad y búsqueda del bien común”.

El nuevo proyecto de izquierda quiere “superar” el actual Estado de las Autonomías, porque, sostienen sus miembros, “ha demostrado ser tan ineficiente para lograr la igualdad, la redistribución entre españoles o en momentos tan decisivos como la pandemia”. La novedad que desvela hoy Vozpópuli es que el proyecto, que ya cuenta con miles de inscritos, busca ampliar su base de afiliados en todo el país. Y hay partidos políticos que han crecido con menos apoyos.