La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado que está satisfecha con la 'ley trans', que previsiblemente aprobará este martes el Consejo de Ministros, y ha afirmado que no le preocupa que diputados del PSOE voten en contra: "Hemos llegado a un acuerdo".

En una entrevista este martes en Ràdio 4 y La 2 ha defendido que tiene la sensación de haber hecho bien su trabajo y mejorar la vida de las personas trans con esta ley, que permitirá la libre autodeterminación del género, y ha destacado que la nueva norma permitirá que las personas de este colectivo no estén obligadas a hormonarse para cambiar su género de cara a las administraciones.

"La clave de la ley es que las personas trans deciden y dicen quiénes son ante las administraciones, y no les obligamos ni a hormonarse ni a que nos demuestren que están enfermas para poder cambiar su identidad de género", ha celebrado la ministra.

Médico especializado

Además, ha afirmado que la ley también garantizará un acompañamiento médico especializado a las personas que sí quieran pasar por un proceso de hormonación.