España

Irene Montero anuncia cambios en la ley del aborto para derogar la reforma de 2015

La modificación incluirá el derecho a las "formas más novedosas" de anticoncepción y la promoción de la educación sexual y reproductiva

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha anunciado este miércoles que el Gobierno ha comenzado los trabajos para cambiar la ley de interrupción del embarazo y derogar la reforma de 2015 con el objetivo de que todas las mujeres tengan el derecho a decidir sobre sus cuerpos.

En una comparecencia ante la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, Montero ha avanzado que se modificará la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que incluirá el derecho a las "formas más novedosas" de anticoncepción y la promoción de la educación sexual y reproductiva.

Acabar con la aplicación del síndrome de alienación parental

Montero también ha anunciado que el Ejecutivo quiere acabar con la aplicación del llamado síndrome de alienación parental a la hora de determinar la custodia de los menores, al considerar que carece de aval científico e invalida el derecho de los niños a ser escuchados.

El síndrome de alienación parental (SAP) se esgrime en algunas resoluciones judiciales para retirar la custodia a mujeres por considerar que manipulan a los niños contra el padre, a pesar de que no es reconocido por ninguna sociedad científica y de que el Consejo General del Poder Judicial ya se pronunció en 2013 en contra de utilizarlo.

Montero ha indicado que su ministerio trabaja junto al de Justicia y la Vicepresidencia de Derechos Sociales para adoptar "todas las medidas necesarias" para evitar que el SAP, que presume interferencia o manipulación adulta del menor, sea tomado en consideración por parte de la Justicia.

En concreto, el Gobierno pretende "prever una cautela explícita" frente a la aplicación de criterios y teorías sin aval científico que "invalidan de partida el testimonio" de niños y adolescentes, especialmente en los casos de rechazo paterno, por presumir interferencia adulta, ha detallado la ministra de Igualdad.

Montero ha destacado que las consecuencias de su aplicación resultan "enormemente preocupantes", pues pueden contribuir a la "impunidad de formas de violencia contra la infancia y son desde luego inasumibles para un Gobierno feminista".

La ministra ha recordado que la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas hace hincapié en que es un derecho fundamental de los menores el "ser escuchados a cualquier edad".

Por ello, ha mostrado su "especial ilusión" de emprender estas medidas que han sido una "reivindicación histórica del feminismo" que han peleado las mujeres "durante tantos años".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba