Tribunales

El juez investiga si Iglesias cometió un delito al entregar destruida la tarjeta robada a su asistente

El magistrado retira al vicepresidente segundo la condición de perjudicado al considerar que "las contradicciones desgranadas exigen un esfuerzo investigador que resulta incompatible con la situación procesal"

José Manuel Villarejo, Dina Bouselham y Pablo Iglesias.
José Manuel Villarejo, Dina Bouselham y Pablo Iglesias.

El juez que instruye en la Audiencia Nacional el caso Villarejo, Manuel García Castellón, investiga si el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, pudo cometer algún tipo de delito al entregar "quemada" la tarjeta SD que había sido robada a su exasistente en el Parlamento Dina Bouselham, según consta en un auto de 25 de mayo, en el que acuerda retirar al líder de Podemos la condición de "perjudicado".

García Castellón ha considerado que la condición de perjudicado "en este momento resulta insostenible, toda vez que las diligencias practicadas no han podido concretar en qué medida resulta ofendido o perjudicado de infracción penal alguna, pero además, las contradicciones desgranadas [...] exigen un esfuerzo investigador que resulta incompatible con la situación procesal", constata el juez.

El instructor, que investiga el posible delito de descubrimiento y revelación de secretos presuntamente cometido por los que robaron y después filtraron contenidos del móvil de la exdiputada de Podemos Dina Bouselham, ha recalcado que los hechos protagonizados por Iglesias "exigen un mayor esfuerzo probatorio" porque "existen dudas más que razonables sobre la infracción", destaca García Castellón.

No a la Fiscalía

En el mencionado auto, el juez ha desestimado la petición de la Fiscalía anticorrupción, que había reclamado una nueva comparencia de la exasistente Dina Bouselham, para que esta especificara de forma expresa contra qué personas ejercía la acción penal, y si otorgaba el perdón expreso contra alguien, aunque sin concretar a quién. El delito de revelación de secretos podría decaer, según el artículo 201.3 del Código Penal, si el ofendido lo reclama de forma expresa.

La exasesora de Podemos Dina Bousselham (i).
La exasesora de Podemos Dina Bousselham (i). EFE

Si embargo, el juez ha rechazado por el momento la petición del ministerio público: "Acceder a la petición solicitada por el Ministerio Fiscal resulta precipitado, y podría colocar a Dina Bouselham en una delicada situación toda vez el evidente conflicto de intereses que resulta del hecho de ostentar la misma representación procesal que Pablo Iglesias", destaca el instructor.

Y el juez ha dicho esto porque la asistente, como víctima de un delito que comparte la misma representación procesal que Iglesias, "debería contar con el apoyo y la asistencia legalmente prevista ante este tipo de situaciones, para que, en todo caso, se trate de una decisión que no se vea perturbada o influida por la posición o el cargo que ocupa este en la organización política que ambos comparten".

Capturó las conversaciones

En su segunda declaración judicial, destaca el magistrado, Bouselham reconoció haber "capturado " las imágenes correspondientes a las conversaciones publicadas en diferentes medios de comunicación. Y la exdiputada de Podemos admitió haberlas enviado a terceras personas desde su propio teléfono móvil, antes de que le fuera robado.

Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados
Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados Europa Press

"Por tanto, aunque no puede descartarse en absoluto la participación de José Manuel Villarejo en dicha difusión, [...] las posibles fuentes del medio digital se amplían considerablemente, pues las imágenes pudo haberlas recabado de cualquiera que hubiera estado en posesión de la tarjeta (o de su copia) o de quien las hubiese recibido de la propia Dina Bouselham", indica la resolución.

También Iglesias

Y entre estas posibles personas que podrían haber enviado la información estaría, explica el juez, el propio vicepresidente segundo del Gobierno: "Ello incluiría no solo a las personas a quien esta última hubiese enviado voluntariamente esas capturas de pantalla (no identificadas ), sino también al propio Pablo Iglesias, quien mantuvo la tarjeta en su poder por un tiempo que no ha podido ser concretado", sostiene el juez.

Por todo ello, García Castellón ordena a la Unidad de Asuntos Internos del Cuerpo Nacional de Policía que realice "las gestiones oportunas en orden a esclarecer los diferentes extremos apuntados en este auto. Una vez practicadas, deberá valorarse la oportunidad de citar de nuevo a Dina Bousselham, y en su caso, recabar si desea otorgar su perdón, todo ello con las debidas garantías en salvaguarda de su condición de víctima del delito", concluye el auto.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba