España

El ex 'número dos' de Interior, dispuesto a contar "todo" sobre la 'operación Kitchen'

Francisco Martínez, ex secretario de Estado de Seguridad entre 2013 y 2016, asegura que se quedó "atónito" tras la orden de Fernández Díaz de espiar a Luis Bárcenas

Francisco Martínez en la Audiencia Nacional.
Francisco Martínez en la Audiencia Nacional. EFE

"Yo me quedé atónito". Son las palabras de Francisco Martínez, ex 'número dos' de Interior, sobre la orden que le dio el exministro Jorge Fernández Díaz para espiar a Luis Bárcenas.

Ahora Martínez está imputado en el marco de la 'operación Kitchen' por la que supuestamente le robaron documentos al extesorero del PP con el objetivo de evitar perjudicar a Mariano Rajoy y a la cúpula de la formación. 

Los fiscales han reunido diferentes conversaciones intervenidas a los policías que espiaron a Bárcenas, entre los que se encontraba Martínez, que ejerció el cargo de secretario de Estado de Seguridad entre 2013 y 2016. Entre el material intervenido destaca una frase del ex 'número dos' de Interior dirigía a José Ramón Navarro, actual presidente de la Audiencia Nacional, en la que se lamenta de haber sido "leal a miserables como Jorge o Rajoy o Cospedal”.

"Supe de esa operación por el ministro"

Según publica este domingo El País, Martínez rechaza asumir el papel de cerebro de la 'operación Kitchen' y revela los antecedentes de la operación policial secreta de la que, señala, se enteró por el exministro de Interior, Jorge Fernández Díaz: “Supe de esa operación por el ministro. Me llamó, no recuerdo si un sábado o un domingo por la tarde, para decirme que un confidente iba a colaborar con la policía para ver lo de Bárcenas. Luego me mandó un mensaje por WhatsApp recordándome el asunto. Tenía la costumbre de enviarme por escrito las cosas que habíamos hablado, para que quedase constancia o no se me olvidasen".

Según señala, se quedó "atónito" tras hablar con Fernández Díaz. "Hablé con el director adjunto operativo de la Policía, Eugenio Pino, y me dijo que sí, que había un grupo de policías con el confidente, que era el chófer de Bárcenas, y que en esa operación estaban el Gordo [comisario Enrique García Castaño] y Villarejo. Además, me dejó claro que nada por escrito", añade. 

Sobre la información que comenzó a recibir de los policías, Martínez asegura que "no era nada relevante", pero reconoce que había muchas trampas. "Algunos policías nos llamaban para comprometernos con grabaciones subrepticias. Un día me llamo El Gordo [Enrique García Castaño] y me dijo que el dinero de Bárcenas estaba en las Antillas Holandesas. Se supone que esa información procedía de las vigilancias a las que era sometida la mujer y al socaire de la información que le proporcionaba el chófer. Pero ellos buscaban la boca del político, alguna declaración que nos pudiera comprometer para luego utilizarla contra nosotros", asegura.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba