El Ministerio del Interior defiende que el dispositivo policial diseñado para garantizar la seguridad del mitin de precampaña de Vox en el distrito madrileño de Vallecas y que acabó con disturbios, cuatro detenidos y una treintena de heridos, la mayoría policías, fue el "acorde".

Fuentes de Interior aseguran a Efe que el número de efectivos policiales desplegado en la plaza de la Constitución- conocida como Plaza Roja- para garantizar tanto la seguridad de los asistentes a una concentración de antifascistas como los que acudieron al mitin de la formación de Santiago Abascal fue el adecuado a estas circunstancias "complejas".

Unas 500 personas se concentraron contra el acto de Vox al que asistieron unos 350 simpatizantes.

Desde Interior rechazan las actitudes de quienes no siguieron las pautas de los agentes que velaban por su seguridad y que pusieron en riesgo el trabajo y la integridad de los propios agentes.

Los disturbios provocados, en los que se registró por parte de algunos manifestantes contrarios al acto de Vox lanzamiento de botellas y adoquines, se han saldado hasta el momento con cuatro detenidos, tres de ellos menores.

Además, los altercados provocaron 35 heridos, 21 de ellos policías nacionales.

Desde el sindicato policial Jupol no comparten que el dispositivo diseñado fue el adecuado. En un comunicado, critican este jueves la falta de previsión y dotación de medios ante una "concentración que se preveía extremadamente violenta" y que, en su opinión, contó con un 40 por ciento menos de funcionarios de los necesarios.