El Ministerio del Interior cuenta con una partida máxima de 9.9 millones de euros (sin IVA) para adjudicar un contrato con el objeto de sacar por vía aérea a los inmigrantes que aún permanecen en Canarias. El concurso público cuenta con dos aspirantes, después de que una de las ofertas presentadas se cayera del proceso por no cumplir con los requisitos establecidos. Así las cosas, dos Uniones Temporales de Empresas (UTEs) pugnan por trasladar a todas las personas que llegaron al archipiélago canario hasta sus países de origen.

La primera de estas UTEs reúne a las aerolíneas Air Europa y Aeronova; la segunda, a Air Nostrum Líneas Aéreas del Mediterráneo y Evelop Airlines. Ambas aspiran a llevarse el contrato público del que Vozpópuli informó el pasado mes de diciembre, mediante el que el Ministerio del Interior buscaba los medios para devolver a los inmigrantes que aún permanecen en Canarias a sus países de origen.

De acuerdo a los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, alrededor de 7.000 personas que llegaron el año pasado a Canarias por vías irregulares aún permanecían a finales de enero en hoteles, ante la saturación de los espacios habilitados para su acogida. Ninguno de ellos cumple con los requisitos establecidos para su acogida, a diferencia de los 2.168 que se trasladaron a la Península a lo largo de 2020.

Tras desbloquear los acuerdos de devolución con los países de origen -cerraron sus fronteras a partir de la pandemia del coronavirus-, el Gobierno ya ha iniciado el proceso de repatriación de los inmigrantes. Y dicho contrato con un valor de hasta diez millones de euros pretende agilizar los trámites. Para cumplir con el trámite, la Policía Nacional tuvo que firmar un documento de insuficiencia de recursos, declarando la falta de “medios humanos y técnicos necesarios para hacer frente a las funciones que, en relación a las repatriaciones, tiene encomendadas”.

Tres ofertas

El Ministerio del Interior recibió tres propuestas de las aerolíneas para cumplir con este contrato. En una reunión mantenida este jueves, 11 de enero, la mesa de contratación de la Subsecretaría General de Gestión Económica y Patrimonial de la cartera que dirige Fernando Grande-Marlaska excluyó a la firma Canary Fly. Según este órgano, por no haber presentado parte de la documentación requerida en el proceso.

Así las cosas, el Ministerio del Interior tendrá que elegir entre las propuestas presentadas por las dos UTEs. La que integra a Air Europa y Aeronova tiene unos precios superiores a la de Evelop Airlines y Air Nostrum: las cifras se fijan por horas de servicio y varían en función del tamaño de la aeronave empleada, y en este caso oscilan entre los 7.900 y los 18.480 euros -en el caso de la primera UTE- y entre los 6.800 y los 15.000 euros -en la segunda-. También se fija el presupuesto por posicionamiento de cada pasajero.

El traslado de los inmigrantes deberá llevarse a cabo en aviones dedicados exclusivamente a este objeto, de acuerdo a los requisitos planteados por el Ministerio del Interior. A bordo sólo podrán viajar ellos y los funcionarios policiales encargados de su traslado y custodia. El departamento de Grande-Marlaska también fijó entre sus condiciones que las aeronaves no tuvieran una antigüedad superior a los 25 años.