España

Vox recrudece su discurso contra la inmigración ilegal ante el cierre del ocio nocturno

El partido de Santiago Abascal, en línea con sus aliados europeos, denuncia que el Gobierno condena a la ruina a miles de negocios, mientras alienta la llegada masiva y sin ningún control de inmigrantes ilegales

El líder de Vox, Santiago Abascal, interviene en un mitin.
El líder de Vox, Santiago Abascal, interviene en un mitin. Iñaki Berasaluce / Europa Press

Vox ha recrudecido su discurso contra la inmigración ilegal ante el avance de los contagios por coronavirus y el consiguiente cierre del ocio nocturno promovido desde el Gobierno.

El aumento de los rebrotestras el fin del confinamiento ha llevado al Ministerio de Sanidad a pactar con las comunidades autónomas el cierre de discotecas, salas de baile y bares de copas.

A partir de ahora -y hasta nuevo aviso- se debe garantizar la distancia mínima de seguridad en servicios de barras y mesas. El horario de cierre de los bares será a la 1.00 horas de la madrugada y la mesa o agrupación de mesas no podrán ser ocupadas por más de diez personas.

La medida ha sido celebrada entre los sanitarios, pero ha sentado como un jarro de agua fría al sector de la hostelería. Hosteleros de todos los rincones del país han manifestado su "indignación" y rechazan que se les "estigmatice" por la crisis sanitaria.

La norma cuenta con el visto bueno de todas las autonomías, por lo que Vox, que no gobierna ninguna región, se ha erigido como único defensor del ocio nocturno.

Acusan al Gobierno de no controlar las cuarentenas

Los de Abascal cuestionan el cierre de locales y acusan al Gobierno de "alentar" la inmigración ilegal sin controlar las cuarentenas mientras "abocan a la ruina" a los empresarios.

Fuentes del partido explican a Vozpópuli que"más allá de la medida concreta" de restringir el ocio nocturno, detectan una "grave incoherencia en el Gobierno".

"Está coartando la libertad de los españoles y condenando a la ruina a miles de negocios, mientras permite e incluso alienta la llegada masiva y sin ningún control de inmigrantes ilegales, que se escapan de los lugares de cuarentena porque el Gobierno a abandonado a nuestra policía", sostienen.

Días atrás, el líder de la formación hizo hincapié en esta postura. "Sánchez e Iglesias son culpables de haber convocado a la inmigración ilegal masiva... Y de todas las consecuencias negativas para nuestra salud, nuestra economía y nuestra seguridad" señaló haciéndose eco una información que aseguraba que habían desalojado un centro de Cabezo Beaza (Murcia) para meter a un centenar de inmigrantes ilegales y que estos se habían escapado tras dar positivo en covid-19.

En línea con sus 'aliados' europeos

No es el único partido que lanza este mensaje en Europa. Aliados como Fratelli d'Italia, la formación liderada por Giorgia Meloni, comparten el mismo argumento. "Si el gobierno decide cerrar las discotecas también debe cerrar los puertos a los desembarcos ilegales. No podemos ignorar el vínculo entre el aumento de las infecciones y la inmigración ilegal. Nuestros sectores productivos y empresas están de rodillas: Italia no se merece este malvado Gobierno", lanza Meloni.

En Hungía, Viktor Orbán manifestó que "todos los inmigrantes ilegales que quieren entrar en el país sin control, no solo violan las leyes húngaras, sino que significan una amenaza biológica".

"Es una frase grave y por ello lo digo con cuidado", continuó. Para Orbán, al relacionar la inmigración y el contagio, "creamos una imagen de que todos los inmigrantes son una bomba biológica que nos puede contagiar. Eso no es así, solo algunos lo son, pero no sabemos cuáles", dijo.

"Debido a que no se puede establecer quién de los que llega al país está contagiado, hay que "considerar a todos los inmigrantes como un potencial contaminador", concluyó el primer ministro húngaro.

El rechazo a la inmigración ilegal aumenta con el avance de los rebrotes. En paralelo, el partido brinda su apoyo público a los trabajadores del sector del ocio nocturno tras la decisión del Ejectivo de Sánchez de cerrar sus negocios.

El guiño a la hostelería en Andalucía

En Andalucía, donde Vox se estrenó como fuerza parlamentaria, el presidente de la Comisión de Recuperación, Manuel Gavira, denunció "la indefensión" del sector de la hostelería y el ocio nocturno ante las nuevas restricciones de Sanidad.

Gavira cree que no se puede clausurar un sector "que ya acumula pérdidas tras meses de cierres por el confinamiento sin elaborar un plan de rescate", y reclama a todos los grupos políticos con representación en el Parlamento que "aúnen esfuerzos para salvar a un sector que contribuye con un 15% al PIB de nuestra región".

El diputado de Vox echó mano del teléfono el domingo pasado con el fin de mostrar su apoyo al colectivo y se y aseguró estar disponible para elevar a la Cámara las iniciativas que los afectados considerasen necesarias. 

El grupo parlamentario ha brindado su apoyo a la solicitud de la Federación Horeca Andalucía, integrada por las ocho patronales provinciales de la región, de mantener una reunión urgente con el ejecutivo liderado por Juanma Moreno para crear un plan "que evite una masacre" en el sector.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba